Líder en información económica del deporte

Clubes

FC Barcelona achaca “mala gestión” a Bartomeu, pero evita anunciar acciones legales

Los resultados de la due diligence (en la que se ha investigado las tres últimas temporadas), ha concluido que la tesorería del club se encontraba “en una situación de quiebra”.

Palco23

06 oct 2021 - 12:45

FC Barcelona achaca “mala gestión” a Bartomeu, pero evita anunciar acciones legales

 

 

La nueva junta del FC Barcelona saca conclusiones acerca de la anterior gestión. Tras seis meses de due diligence encargada a Deloitte, en la que se han investigado los ámbitos financieros, patrimoniales y deportivos del club, la entidad catalana ha llegado a la conclusión de que durante el mandato de Josep María Bartomeu hubo una “mala gestión, falta de control e improvisación”. No obstante, el club ha evitado por ahora confirmar acciones legales contra la anterior junta.

 

Según el director general del FC Barcelona, Ferran Reverter, el principal causante del deterioro de la situación económica del club es el incremento de la masa salarial, que en apenas tres temporadas aumentó un 61%, hasta 759 millones de euros. El ejecutivo también achaca el golpe al crecimiento de los gastos de gestión (incrementados un 56%, hasta 215 millones de euros) o el gasto financiero, que se multiplicó por seis en apenas tres temporadas. Tras las elecciones, cuando entró la nueva junta directiva, encontraron “una situación de quiebra contable”.

 

Firmaban jugadores y no pensaban en si estos se podían pagar o no”, comenta Reverter. El fichaje de tres de los cinco traspasos más caros de la historia (Coutinho, por 135 millones), Dembélé, por 135 millones, y Griezmann, por 120 millones) incrementaron el gasto en salarios y las amortizaciones. “Con el fichaje de sólo cuatro jugadores teníamos una masa salarial de 1.400 millones a pagar en cuatro años”, añade.

 

Además, los intercambios de jugadores como los de Cillessen-Neto y Arthur-Pjanic “suponían una forma de financiación encubierta”, pues el club introducía liquidez que por aquel entonces no disponía. En conjunto, la masa salarial del FC Barcelona sobrepasaba entre un 30% y un 50% el resto de grandes clubes de Europa, cuyos gastos en plantilla no llegaban a 300 millones de euros.

 

 

 

 

Tras no encontrar documentación suficiente en las búsquedas de documentación de la anterior junta, el club azulgrana ha contratado adicionalmente una empresa externa un informe forensic (informes orientados a investigaciones sobre posibles casos de fraude, corrupción, apropiación indebida, manipulación contable u otro tipo de prácticas ilegales internas o poco éticas) para poder dictaminar qué acciones legales emitir contra la gestión de Bartomeu, pues aún no se han posicionado.

 

“El FC Barcelona contaba con tres veces más de proveedores y asesores externos que una multinacional media”, señala Reverter. Fruto de ello, había estructuras que se duplicaban, como la de Barça Licensing and Merchandising (BLM) o la Fundación del club.

 

Mientras los gastos recurrentes han ido aumentando, los ingresos del club han descendido, acrecentado por la crisis del Covid-19, teniendo como consecuencia un incremento y encarecimiento de la deuda neta (que actualmente asciende a 681 millones de euros), no autorizada por la asamblea.

 

 

 

 

Después de invertir en la compraventa de jugadores (incluyendo intermediarios cuya comisión fue de 48 millones de euros), las obras del Espai Barça (donde se han invertido 120 millones) y otras operaciones, la deuda financiera neta del FC Barcelona se ha incrementado en 514 millones de euros en apenas tres temporadas, comportando un flujo de caja operativo nulo.

 

El club cerró la temporada 2020-2021 con unas pérdidas “muy importantes”, de 487 millones de euros, frente a los números rojos de 97 millones de euros de la temporada 2019-2020. Además, el patrimonio neto consolidado del club fue negativo por importe de 450,7 millones de euros, mientras que el balance consolidado muestra un fondo de maniobra negativo por importe de 553,4 millones de euros. “Estos hechos podrían suponer una duda significativa sobre la aplicación del principio de empresa en funcionamiento”, reconocía el club en la memoria de sus cuentas anuales la semana pasada.