Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Domingo, 13 Junio 202120:36:35

Buscador

;Menu
h Clubes

Euskaltel Euskadi apunta a los diez millones de presupuesto para escalar a la élite del ciclismo

La escuadra ha presentado un presupuesto de cuatro millones de euros para la temporada 2021, lo que supone un millón más que el año anterior, cuando ascendió a UCI Pro Team.

05 May 2021 — 05:00
Miquel López-Egea
Compartir
Me interesa

Euskatel Euskadi apunta a los diez millones de presupuesto para escalar a la élite del ciclismo

 

 

El Euskaltel-Euskadi quiere volver a teñir los podios del mundo de naranja. La escuadra, propiedad de la Fundación Euskadi y que milita en UCI Pro Team, la segunda división del ciclismo mundial, cuenta actualmente con un presupuesto de cuatro millones de euros y estima que este podrá ser de diez millones de euros en tres o cuatro años, cuando quiere estar disputando las mejores carreras del mundo. El año pasado, el equipo contaba con un presupuesto de tres millones de euros y cerró 2020 con las cuentas equilibradas.

 

La entidad considera que tendrá que invertir tres o cuatro millones de euros en sueldos y un millón de euros más en estructuras para poder retener a las figuras que está formando. “Tenemos corredores que pueden estar disputando las mejores carreras del mundo en tres o cuatro años, tenemos estructuras diferentes a los equipos tradicionales porque somos una fundación, no una empresa o un negocio”, asegura Jesus Ezkurdia, director general del equipo, a Palco23.

 

“Tenemos que tener nuestros corredores, no necesitamos hoteles de cinco estrellas ni grandes concentraciones”, comenta el directivo, quien recuerda que para él, un ejemplo de gestión es el del equipo Alpecin-Fenix que con un presupuesto por debajo de la media tiene al belga Mathieu van der Poel en la quinta posición del ránking World Tour.

 

“Copiaremos este modelo, algo le darán a este corredor para que no se vaya: hay que ser capaces de dar lo que necesita, con resultados y con estabilidad; trabajaremos para que estos ciclistas no salgan”, explica el directivo quien recuerda el tradicional potencial de la cantera ciclista vasca.

 

 

 

 

Ezkurdia considera que “nuestro equipo no deja de ser una fundación por lo que el objetivo no es ganar dinero sino promover, divulgar y promocionar el ciclismo, creciendo en la medida de que nuestras empresas, nuestros socios y nuestros corredores lo demanden”, afirma. “No queremos fichar a una estrella para ganar el mundial, queremos crear esta estrella y que vaya a disputar el Mundial”, recuerda

 

Entre las filas del equipo han militado corredores como Samuel Sánchez, Iban Mayo, Igor González de Galdeano, Joseba Beloki, Ion Izaguierra o Mikel Landa. “Trabajamos para que en unos años vuelvan a salir estos nombres y poderlos retener, por lo que habrá que crecer en presupuesto”. “Ahora estamos empezando y los resultados son muy buenos”, añade.

 

El equipo se financia a través del patrocinio y de la cuota de los 1.500 socios con los que cuenta. El 80% del presupuesto va destinado al primer equipo, mientras que el resto se reparte entre el equipo continental femenino y el equipo sub-23. En total, Euskaltel-Euskadi tiene 150 corredores. Asimismo, próximamente creará un equipo de eSports. “Somos el reflejo de la sociedad, allí queremos estar porque hay una parte de la sociedad que le gusta competir en casa con un buen rodillo”, argumenta el directivo. 

 

 

 

 

En este contexto, Ezkurdia reconoce que la marca que el equipo tiene detrás permite que sea más fácil conseguir patrocinadores. “Es más fácil porque la gente ve algo más que un proyecto normal, no es sólo un retorno en minutos de pantalla, por este motivo no tenemos que depender de las ayudas públicas: somos el único equipo que no tiene ni un euro de subvenciones públicas, porque lo conseguimos todo de nuestros patrocinadores”. “Somos un equipo solvente y tenemos acuerdos a largo plazo con los patrocinadores, que son de sectores que no han sido castigados y que quizás hasta han salido reforzados”, añade.

 

Asimismo, recuerda que “el ciclismo como tal ha salido reforzado tras la pandemia, no hay bicicletas y un patrocinador nuestro, Orbea, ha disparado su facturación: hay una locura por montar en  bicicleta”. “Para el ciclismo, la pandemia es una oportunidad porque la sociedad ha dado un giro en salud y, además, ahora hay una apuesta por esta movilidad”, afirma. “Lo importante es que las pruebas se disputen, no importa cuando, en el Tour ya demostramos que a pesar de todo, se hacían las cosas con mucho rigor”, celebra. 

 

La Fundación Euskadi es una organización sociocultural de gestión privada que se constituyó en junio de 1993 con el objetivo expreso de promover, fomentar, divulgar y desarrollar el deporte del ciclismo vasco. La situación económica de los primeros años fue muy delicada y pese a que se involucraron más de 5.000 socios, el proyecto no alcanzaba estabilidad financiera. No fue hasta la llegada en 1997 de la empresa Euskaltel cuando el equipo consiguió la fortaleza económica suficiente como para empezar a crecer con solidez. En 2001 el equipo consiguió ir al Tour de Francia, cuando empezaron los años dorados de la entidad. 

 

En 2012, el equipo profesional se desligó de la fundación para ser gestionado por Euskaltel a través de una empresa denominada Basque Cycling Pro Team. “Este nuevo equipo, con el objetivo de certificar la permanencia en la máxima categoría del ciclismo, contrató a ciclistas que no cumplían con la filosofía conservada desde 1994 pero que aportaban puntos para asegurarse un puesto en la élite”, explica la compañía en su web, de manera que un año después, desapareció.

 

Por su parte, la fundación continuó dos años con un equipo continental y otro sub23 hasta tomar la decisión de apostar por un potente conjunto de formación en la categoría élite sub23. Finalmente, en 2017, Miguel Madariaga y Mikel Landa sellan el traspaso de la presidencia de la Fundación Euskadi del primero al segundo con el apoyo de Orbea y Etxeondo, y al año siguiente, la Fundación Euskadi volvió a debutar en el profesionalismo. En 2020, además, Euskaltel volvió a ser el patrocinador del equipo. 

 

 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...