01 Dic 2021 | 10:46

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Valencia CF contrata a Deloitte para buscar la financiación del nuevo estadio

El club, que se ha clasificado para la Champions League, confía en tener listo el recinto en 2021-2022, una operación que aún exigirá al menos otros 100 millones de euros.

Palco23

21 may 2018 - 18:55

El Valencia CF contrata a Deloitte para buscar la financiación del nuevo estadio

 

 

El Valencia CF quiere despejar dudas sobre el proyecto del nuevo estadio. El club ha anunciado la contratación de Deloitte para que se encargue de diseñar la operación, con la misión de que la instalación pueda inaugurarse en 2021-2022. No se han hecho públicas las cifras económicas, pero en la industria dan por hecho que serán necesarios 100 millones de euros adicionales para completar los trabajos.

 

La firma de servicios profesionales actuará como asesor integral, abarcando los aspectos financieros, inmobiliarios, técnicos y económicos. “Es un paso adelante clave para que el futuro estadio del Valencia CF, de acuerdo con el rediseño previsto y su consiguiente proceso de modificación de licencias, sea una realidad”, indica la entidad en un comunicado. Para ello, también trabajan con el Ayuntamiento de Valencia en la obtención de todas las licencias.

 

El proyecto incluye la búsqueda de la financiación necesaria para acometer la operación, la venta de los terrenos donde se ubica actualmente Mestalla y la supervisión de los trabajos de construcción. En paralelo, deberá diseñar un plan de negocio para la explotación del futuro campo de fútbol y los posibles aliados a tener en cuenta para la gestión del negocio terciario, como operadores comerciales y de restauración.

 

El presidente del Valencia CF, Anil Murthy, ha destacado que dicho acuerdo “está integrado en el proceso lógico que iniciamos con el rediseño del estadio y con la tramitación de las licencias modificadas. Consideramos que el mercado inmobiliario ha evolucionado lo suficiente como para responder a nuestros objetivos”.

 

Gerardo Yagüe, socio responsable de asesoramiento financiero de Deloitte, ha comentado que pondrán a trabajar con la entidad deportiva a “un equipo altamente especializado tanto en la gestión de proyectos de esta envergadura como en todo el asesoramiento en el mundo del deporte, con experiencia en haber colaborado ya con otros clubes europeos y españoles en circunstancias similares, buscando el poder cerrar el proyecto con éxito y dentro de los plazos que hay definidos”.

 

La firma considera que, tras la paralización del proyecto por el estallido de la burbuja inmobiliaria, “los mercados están en el momento justo que deben permitir llevar a cabo el proyecto de una forma ordenada”, tanto el financiero como el inmobiliario. El recurso a la deuda bancaria deja entrever que no habrá nuevas aportaciones económicas de Peter Lim, máximo accionista del club y quien ya ha capitalizado más de 100 millones de euros.

 

Está por ver qué impacto tendrá en la búsqueda de financiación la actual situación del club, que en los tres últimos años acumula unas pérdidas de algo más de 60 millones de euros. Buena parte de la culpa es precisamente de las operaciones inmobiliarias realizadas en el pasado, que han obligado a deteriorar activos y realizar provisiones por más de 50 millones. A ello se le suma la obligación de devolver 23,6 millones al Instituto Valenciano de Finanzas (IVF) antes del 5 de julio, cuestión que no tendrá impacto contable pero sí en términos de tesorería.