Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Lunes, 14 Octubre 201913:02:27

Buscador

;Menu
h Clubes

El ‘ticketing’ inteligente funciona: el Barça bate récords con 94 millones de euros

El club logró incrementar un 17% la recaudación por venta de entradas en el Camp Nou, mientras que el Palau y el Miniestadi superaron por primera vez los dos millones. El área VIP ya alcanza 22 millones de euros.
06 Oct 2019 — 17:15
M.M.A.
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El ‘ticketing’ inteligente funciona: el Barça bate récords con 94 millones de euros

 

 

El FC Barcelona está convencido de que el Camp Nou puede generar mucho más negocio del que hoy genera, y los datos de las últimas temporadas lo avalan. A la espera de que el Espai Barça pueda ser una realidad, la entidad ha logrado exprimir la capacidad del estadio, que va camino de doblar sus ingresos por ticketing en menos de diez años. En 2018-2019, la venta de entradas en taquilla para el primer equipo alcanzó 71,6 millones de euros, una mejora interanual del 17,6%. A esta cifra hay que añadir 22 millones de las áreas VIP, un 16% más.

 

Esta cifra no incluye los 60,88 millones de euros que abonan socios y abonados, de los que más de 40 millones corresponden a los pases de temporada. También hay que añadir la factura del Palau Blaugrana y el Miniestadi, que por primera vez superaron los dos millones de euros tras incrementar un 33% sus ventas gracias a un avance casi generalizado de todas las secciones.

 

La entidad presidida por Josep Maria Bartomeu ha logrado redirigir el negocio de los partidos de LaLiga Santander, cuyo negocio se disparó un 26% y alcanzó 47 millones de euros, recuperando el terreno perdido en 2017-2018. Ese año, la caída del turismo en Cataluña tras los atentados terroristas y el partido a puerta cerrada contra la UD Las Palmas provocaron una pérdida de ingresos de más de siete millones.

 

 

 

 

Además de la desaparición de estos condicionantes adversos, el club también hace referencia a que esta mejora general “viene apoyada por las nuevas dinámicas comerciales, como la gestión de venta anticipada mediante smartbooking, el aumento del precio medio gracias a la gestión de precios dinámicos y la optimización de la inversión en medios y mejoras del ecommerce”.

 

Muestra de ello es que incluso se logró aumentar la facturación en torneos de disputa intersemanal, donde es más difícil captar público. Las ventas en Champions League se dispararon un 73%, hasta 16,9 millones de euros, por el hecho de que se alcanzaron las semifinales de 2018-2019, cuando un año antes cayeron en cuartos de final. En Copa del Rey, el avance fue idéntico, con 4,3 millones. 

 

Por el contrario, Supercopa de España y Trofeu Joan Gamper, que se disputan en verano, vendieron un 68% menos, debido a que el torneo oficial se disputó en Tánger (Marruecos), lo que privó al Barça de generar más ingresos por ticketing, si bien se compensó con los pagos que realizó la Real Federación Española de Fútbol (Rfef) a los finalistas.

 

En cuanto al Palau Blaugrana, el club destaca que el baloncesto aportó un 33% más gracias a que se disputaron cuatro partidos más como local. El balonmano y el hockey patines facturaron un 7% y un 5% más, respectivamente, mientras que el fútbol sala generó un 39% más. En total, junto a los partidos del filial masculino y el primer equipo femenino en el Miniestadi, estos dos complejos superaron por primera vez los dos millones de euros en ingresos.

 

 

 

 

Una de las claves para el Barça es continuar optimizando la gestión del Seient Lliure, si bien los numerosos cambios introducidos en 2018-2019 le pasaron factura. El uso del sistema de liberación de asientos cayó un 12% en el Camp Nou, con 728.968 movimientos. 

 

Es decir, que una media de 26.035 socios por partido cedieron su asiento para que fuera revendido por el club, que logró una asistencia media de 76.747 espectadores en todas sus competiciones, un 12% más. Su uso también decreció en el Palau, hasta 1.482 butacas por partido. Allí, la asistencia al básquet creció un 14% (4.869 personas), un 9% en fútbol sala (2.826) y un 13% en hockey (701), mientras que el balonmano cedió un 1%, hasta 1.604 espectadores por partido.

 

La liberación de asientos ha permitido, en parte, crear nuevos servicios VIP, que ayudan a explicar por qué el área de hospitality alcanzó 22 millones de euros. En este ámbito, la entidad defiende que se vendieron un 70% más de entradas con productos como el Star Pass, que da acceso a la entrada de jugadores al estadio, mientras que más de 250 empresas organizaron eventos con 35.000 invitados.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...