25 May 2022 | 18:29

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Swansea encuentra en China y EEUU los patrocinios de la camiseta

El club de la Premier League firma con la casa asiática de juego Letou para el frontal de la camiseta y con la tecnológica californiana Barracouda para la manga.

Palco23

19 jun 2017 - 15:05

El Swansea City consiguió finalmente la permanencia en la Premier League, y no ha tardado mucho tiempo en cerrar los nuevos acuerdos de patrocinio para la próxima temporada, en la que por primera vez podrán explotar comercialmente la manga izquierda de la camiseta. Este activo ha sido adquirido por la tecnológica estadounidense Barracuda, que acompañará a la casa asiática de juego Letou, que ocupará el frontal. El proveedor técnico sigue siendo Joma.

 

El conjunto galés se estrenó la pasada campaña con la marca española, pero también lo hizo con Beteast, una casa de apuestas que en España intentó sin éxito unirse al Levante UD. Este contrato ha vencido y se ha apostado por otro operador chino, que sí tiene licencia para operar tanto en el gigante asiático como en Reino Unido.

 

"El Swansea City tiene ambiciones de hacer crecer nuestra marca en Asia", ha argumentado Chris Pearlman, director de operaciones del club, para argumentar el pacto con una compañía que “tiene una fuerte presencia y mucha experiencia”. "Letou tiene un alcance global significativo, incluyendo una fuerte participación en el mercado de Asia, y está comprometido a ayudarnos a hacer crecer nuestra presencia en esa parte del mundo”, ha añadido.

 

El presidente ejecutivo de Letou, Paul Fox, ha admitido que uno de los motivos de esta alianza es que “fui criado en Glasgow y tengo familia en Swansea”, de ahí que el acuerdo también incluya distintos proyectos con la comunidad local.

 

En el caso de Barracuda, el Swansea ha redirigido el patrocinio a la inclusión de un proyecto para mejorar la seguridad de los sistemas de comunicaciones del club, que es el ámbito en el que está especializado esta compañía de Silicon Valley. "Una reciente revisión interna resaltó el hecho de que nuestro sistema de seguridad de tecnologías de la información no nos protegía de todos los ataques y necesitaba una actualización importante”, ha comentado Pearlman.