Clubes

El saudí Abdullah bin Mosaad ultima la compra del club de la Ligue 2 Châteauroux

El actual propietario del Sheffield United de la Premier ha alcanzado un acuerdo para hacerse con el actual colista de la segunda división francesa.

Palco23

08 mar 2021 - 12:07

El saudí Abdullah bin Mosaad ultima la compra del club de la Ligue 2 Châteauroux

 

 

Nueva operación de compraventa en el fútbol francés. El príncipe saudí Abdullah bin Mosaad ultima la compra del club Châteauroux, que milita en la Ligue 2, la segunda visión en Francia. El inversor, que ya controla el Sheffield United de la Premier League, a través de United World.

 

Según L’Equipe, representantes de United World asistieron al último partido del Châteauroux, actual colista de la segunda división francesa, y alcanzaron un acuerdo de compra con los representante de la entidad.

 

“Entendemos que existe la posibilidad de que el club salga de la segunda división, pero también existe la posibilidad de un regreso rápido. Dentro de unos años, el equipo ya estará en la Ligue 1”, aseguró Mossad.

 

Con una fortuna estimada de unos 200 millones de euros, los planes del príncipe saudí pasan por hacerse con entre seis y ocho clubes en diferentes países de todo el mundo. En 2018, el inversor tomó por primera vez una participación mayoritaria en un club de fútbol, el belga Beerschot. Posteriormente entró en el capital del indio Kerala United FC y en el dubaití Al-Hilal United (Emirati D2).

 

 

 

 

La operación llega en un momento delicado para el fútbol francés. El conflicto por los derechos audiovisuales de la Ligue 1 y la Ligue 2, que ha concluido con una notable disminución de los ingresos audiovisuales, provocó en febrero que la Liga de Fútbol Profesional (LFP) pidiera amparo al Gobierno.

 

Los ingresos por derechos audiovisuales iban a ser de 1.307,1 millones de euros, pero el conflicto con Mediapro y la rescisión del contrato con la compañía española obligaron a la LFP a licitar de nuevo unos activos que se han depreciado considerablemente. Después del contrato firmado con Canal+, los ingresos totales por la televisión serán solamente de 759,1 millones de euros.