Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Lunes, 16 Diciembre 201909:40:02

Buscador

;Menu
h Clubes

El Real Sporting prevé encadenar cinco años en beneficios y facturar 24,7 millones en 2019-2020

El club asturiano ha estabilizado su facturación ordinaria por encima de 16 millones de euros en LaLiga SmartBank, que este año complementará con 6,8 millones por traspasos. El beneficio neto se disparará en 2019-2020, de apenas 5.000 euros a 646.000 euros.

30 Oct 2019 — 04:57
M.Menchén
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El Real Sporting prevé encadenar cinco años en beneficios con ingresos de 24,7 millones en 2019-2020

 

 

El Real Sporting vuelve a pelear un año más por regresar a LaLiga Santander, pero ya no lo hace con la urgencia de otros años. La dirección ha logrado establecer un modelo de negocio sostenible, que incluso arroja beneficios en Segunda División, como revelan las cuentas de 2018-2019, a las que ha accedido Palco23. El club asturiano cerró el último ejercicio con un exiguo beneficio neto de 5.554 euros, pero importante si se tiene en cuenta que se preveían unas pérdidas de más de 600.000 euros. Además, ya son cinco años alejado de los números rojos.

 

Para este año, el objetivo es aún más ambicioso, pues las ganancias se situarán en 646.014 euros tras conseguir que los ingresos ordinarios no bajen de 16 millones de euros. A ello hay que añadir las plusvalías por traspasos, que por tercer año consecutivo serán un pilar importante para la sostenibilidad de la entidad.

 

“En las tres temporadas anteriores se consiguió mantener una rentabilidad económica importante que permitió sanear las cuentas”, argumenta el consejo de administración, que atribuye el prácticamente equilibrio presupuestario de 2018-2019 a su decisión de “destinar todos los recursos posibles a la plantilla deportiva”.

 

 

 

 

La principal fuente de ingresos continúa siendo la televisión, que en el último ejercicio aportó 8,5 millones de euros, menos de la mitad de lo que representó en 2017-2018, cuando contabilizó la ayuda al descenso. En el resto de partidas se produjo cierta estabilidad, con descensos inferiores al 5% en total: las cuotas de socios y abonados representaron 4,4 millones, por los 563.350 euros de la venta de entradas en taquilla y 3,26 millones por el área comercial.

 

En total fueron 16,74 millones de euros de facturación ordinaria en 2018-2019, que este año retrocederá un 2,4%, hasta 16,33 millones. Fuentes conocedoras de las proyecciones del Sporting indican que este ligero descenso se corresponde al impacto de la clasificación en el reparto del dinero procedente de las retransmisiones, ya que en el resto de áreas se prevé estabilidad. Para ello, también ha sido importante dar con un patrocinador principal, Interwetten, que relevara al anterior.

 

El consejo presidido por Javier Fernández ha logrado que la ausencia de la ayuda al descenso no implique una fuerte reducción del gasto en plantilla, que se ha recortado a un ritmo muy inferior. Mientras que la cifra de negocio se desplomó un 38,6% en 2018-2019, la partida de salarios sólo se contrajo un 4,3%, hasta 13,5 millones de euros, y la previsión es que en 2019-2020 sólo baje a 12 millones de euros.

 

Esta reducción responde a un mayor esfuerzo inversor en fichajes, que explican que las amortizaciones de inmovilizado alcancen el nivel más alto de la última década durante el ejercicio en curso, con 4,1 millones de euros. Es una cifra muy superior a los menos de tres millones de euros de los dos ejercicios anteriores, tras un verano en el que ha realizado el fichaje más caro de su historia al pagar 4 millones al Manchester City por Manu García.

 

 

 

 

Algunas de estas incorporaciones se realizan con la perspectiva de que el valor de los jugadores pueda incrementarse. Esa fórmula ha hecho que, tras dos años a cero, en 2017-2018 cobrara 8,25 millones por plusvalías en traspasos, cifra que en 2018-2019 se situó en 4,68 millones y que en 2019-2020 se prevé que alcance 6,8 millones de euros.

 

Fuentes próximas al club señalan que el esfuerzo inversor en talento deportivo, con más de 9,7 millones de euros, ha sido posible por la cancelación de compromisos históricos con terceros. “Un análisis de la deuda neta revela cómo ahora corresponde a deuda hacia inversiones en jugadores en lugar de pagar deuda antigua y deudas con clientes y proveedores”, apuntan.

 

Para ello, el Real Sporting no ha dudado en recurrir a la banca, si bien la financiación externa se ha reducido un 35% entre junio de 2018 y el mismo mes de 2019, hasta 1,29 millones de euros. Es más, por primera vez en años hay más deuda con clubes (4,5 millones de euros) que con bancos y préstamos con terceros (2,75 millones de euros). Aunque el número al que muchos miran es al de la clasificación, ese que determinará cuándo los asturianos podrán regresar a Primera.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...