18 Ago 2022 | 21:24

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Real Madrid ultima los flecos de su renovación con Emirates

M.Menchén/G.G.Recio

03 abr 2017 - 05:00

El Real Madrid ha acelerado en las últimas semanas la renovación o firma de importantes acuerdos comerciales. El club, que fichó hace unas semanas a CaixaBank y la semana pasada unió a su familia a Telefónica como connecting partner, lleva semanas negociando los términos de la mejora del patrocinio con Emirates. Los términos económicos se desconocen, pero la industria da por hecho que se doblará el actual importe, de 25 millones de euros por curso, para equipararse con sus rivales más inmediatos, como FC Barcelona, Manchester United o Chelsea FC.

 

Pese a que la semana pasada se especuló por parte de algunos medios con que Telefónica asumiría la publicidad en la camiseta, fuentes conocedoras de las intenciones del club indican que su intención es seguir de la mano de la aerolínea dubaití, una de las que más invierte en patrocinio a nivel mundial y que no genera ningún tipo de controversia entre sus socios, a diferencia de lo que le sucedía al Barça con Qatar Airways.

 

Mariano y Lucas Vázquez, en la Ciudad Real Madrid. Emirates y Adidas en la camiseta, Movistar en los conos.

 

El margen para acabar de pulir los detalles es amplio, ya que la multinacional tiene el patrocinio principal asegurado hasta la conclusión de la temporada 2017-2018, año en el que se cumplirán cinco años de esta alianza, entonces una de las más lucrativas del mercado. Sin embargo, en este periodo el sector ha ido al alza y sus competidores han ido consiguiendo contratos mucho más importantes y, además, liberando activos que antes se ofrecían a las marcas que estampaban su logo en el frontal de la camiseta.

 

En la actualidad, Emirates y Adidas copan toda la ropa de entrenamiento de los blancos, tanto la parte frontal como la trasera. En cambio, los clubs de la Premier League hace años que separan la comercialización del patrocinio de la camiseta del de las demás prendas técnicas. De hecho, fuentes de la industria indican que el Madrid lleva meses sondeando el mercado en busca de una compañía que adquiera un paquete que incluya los naming rights de la Ciudad Real Madrid y la ropa de entrenamiento.

 

Se trata del tipo de contrato que tiene el Manchester United con el grupo asegurador AON, aunque es más habitual ver a marcas que únicamente se interesan por la ropa. Está el ejemplo de Carabao con el Chelsea FC o BetVictor con el Liverpool FC, y el Barça también está en esta línea de actuación, tras liberar estos activos en su nuevo contrato de main sponsor con el grupo japonés Rakuten.

 

El trabajo del equipo comercial que encabeza Begoña Sanz no acaba ahí, ya que también buscan de forma activa un socio para la sección de baloncesto. Teka firmó en 2014 por tres años, periodo en el que los ingresos por marketing de la plantilla dirigida por Pablo Laso han estado en torno a los cinco millones de euros anuales. Junto al fabricante de electrodomésticos, que no daba nombre al equipo a diferencia de lo que sucede en toda la ACB, también está MMT Seguros. El resto son patrocinadores compartidos con el fútbol.

 

 

 

Una estructura de asociaciones cada vez más amplia

 

La pirámide de patrocinios del club seguirá estando encabezada por Emirates, que finaliza en 2018 pero ya negocia para renovar; Adidas, que en 2011 amplió su contrato hasta 2020, y el grupo petrolero Ipic. La compañía de Abu Dhabi firmó en 2014 y tiene contrato en vigor hasta este verano, pero existe una opción de prórroga por dos años a la alianza que le da una fuerte visibilidad en el Santiago Bernabéu a su marca y a la de Cepsa, empresa que controla.

 

Además, en la presentación del acuerdo con el Ayuntamiento de Madrid para remodelar el estadio, el presidente del club, Florentino Pérez, dio por hecha la ejecución de la cláusula del contrato de este patrocinador, por el que puede hacerse con los naming rights de la instalación, de manera que se produzca la inyección de capital necesaria para realizar las obras sin un excesivo endeudamiento. "Tenemos un acuerdo con Ipic y no ha habido ningún cambio sustancial”, señaló.

 

En el segundo nivel, donde están los denominados socios globales, se perdió en verano a Bwin y BBVA. Por el contrario, logró sumarse a Hugo Boss, los neumáticos Hankook y, ahora, Movistar. A ellas se les suman la citada Cepsa; Microsoft, con la que también se trabaja en la digitalización del club; EA Sports, e históricos como Mahou y Audi.

 

En el tercer nivel se sitúan las asociaciones regionales, donde también figuran aquellas corporaciones que sólo quieren activar su asociación en la Península Ibérica, como podría ser CaixaBank. En este segmento, a tradicionales como Solán de Cabras, Coca-Cola, Sanitas o Nivea Men, se le ha sumado este año Codere Apuestas y la cervecera nigeriana Star. Toda una serie de alianzas que deben servir para cumplir con el objetivo para la temporada 2016-2017, que pasa por conseguir que los ingresos de marketing pasen de 212,59 millones a 248,26 millones de euros.