25 May 2022 | 17:55

Líder en información económica del deporte

Clubes

El RC Celta pasa página: saldrá de Vigo para invertir 70 millones en un estadio y ciudad deportiva

Palco23

07 abr 2017 - 13:38

El RC Celta empieza a asumir que su futuro pasa por marcharse de Balaídos. "Es el único camino que nos dejan. No nos vamos, nos echan, no hay retorno. No más silencios cómplices", ha denunciado Carlos Mouriño, presidente y máximo accionista del club, después de rechazar la última propuesta de concesión que le planteó el Ayuntamiento. "Buscamos alternativas fuera de forma irreversible para darle lo mejor al club", ha lamentado.

 

El empresario gallego ha cifrado la inversión que quieren realizar en unos 70 millones de euros, entre 50 millones de euros para un nuevo estadio y 20 millones adicionales para la ciudad deportiva. Su intención es que las dos instalaciones estén juntas, "sin lujos pero funcional". "No pongo fechas", ha puntualizado, porque ahora deben encontrar los terrenos adecuados."Es irreversible", ha reiterado.

 

"Ofrecimos comprar el estadio para que no lo pagaran los vigueses. Siempre quisimos quedarnos en Vigo, pero es imposible", ha recordado Mouriño, que no ha fijado plazos para esta marcha. Además, ha criticado la forma en que se han ejecutado algunas de las obras de mejora de Balaídos, ya que se han producido distintas deficiencias. Además, no se les ha entregado las llaves de los bajos para abrir nuevos comercios, con el pretexto de que no hay convenio vigente para la concesión administrativa.

 

Sobre la capacidad para ejecutar la inversión, el dirigente del club de La Liga ha enfatizado que "la economía marcha bien" y se logrará un beneficio de 14 milones de euros. "Estamos hablando de patrimonio para el club", ha defendido, sobre por qué prefieren tener las instalaciones en propiedad y no mediante cesión de uso.

 

El club de Vigo cerró la temporada 2015-2016 con unas ganancias de 9,85 millones de euros, el triple de lo presupuestado después de que los nuevos contratos audiovisuales y las plusvalías generasen más ingresos de lo previsto. En total, la facturación ascendió 54,9 millones, de los que 47 millones corresponden al negocio ordinario y 5 millones a traspasos.