11 Ago 2022 | 02:30

Líder en información económica del deporte

Clubes

El PSG sube su apuesta por los eSports y lanza una academia

Esta plataforma permitirá reservar clases individuales online con jugadores profesionales de los deportes electrónicos a razón de 20 euros cada hora.

Palco23

10 dic 2020 - 17:20

El PSG sube su apuesta por los eSports y lanza una academia

 

 

El Paris Saint-Germain (PSG) refuerza su apuesta por los eSports. Bajo el nombre Paris Saint-Germain Academy eSports, el club ha puesto en marcha una academia de privada de deportes electrónicos. Este proyecto se ha desarrollado junto a GamerCoach, una plataforma especializada en la enseñanza online de eSports para jugadores de todos los niveles.

 

Esta plataforma de entrenamiento, enfocada a entrenar a jugadores amateurs, permitirá a los aficionados a los eSports reservar clases individuales online con jugadores profesionales de los deportes electrónicos a razón de 20 euros cada hora.

 

Estos entrenadores han seguido el curso de formación de la academia del Paris Saint-Germain, que tiene como objetivo hacer que sus jugadores sean más eficientes permitiéndoles adaptarse a todas las situaciones que pueda plantear el videojuego.

 

El Paris Saint-Germain, que ya fue pionero por ser el primero de los grandes clubes de fútbol en lanzarse a los eSports en 2016, abrirá en el primer semestre de 2021 un espacio dedicado a la práctica de los deportes electrónicos, ubicado en sus oficinas en Boulogne-Billancourt.

 

Este espacio también servirá como estudio de grabación de podcasts, streaming, clips y, además, estará destinado a ser la futura residencia de los jugadores profesionales de deportes electrónicos del PSG.

 

El auge de los eSports parece no tener techo. El mercado europeo se ha mostrado como uno de los más activos en los eSports llegando a prácticamente duplicar el volumen de negocio desde 2016. El informe Let’s Play, The European eSports Market Report elaborado por la consultora Deloitte, estima que, para el año 2023, los deportes electrónicos alcancen en el Viejo Continente unos ingresos de 670 millones de euros.