10 Ago 2022 | 13:22

Líder en información económica del deporte

Clubes

El PSG pone de nuevo en Erte a 400 empleados

La crisis del coronavirus pasa factura al campeón de la liga francesa que con pérdidas millonarias, busca recortar gastos con la suspensión temporal de más de la mitad de su plantilla no deportiva.

Palco23

14 ene 2021 - 10:35

El PSG pone de nuevo en Erte a 400 empleados

 

 

El París Saint-Germain se acoge de nuevo al chômage partiel, régimen excepcional de desempleo parcial similar al Erte aprobado por el Gobierno francés, en una medida que afecta a 400 de los 700 empleados que no tiene en nómina, pero que no incluye a los futbolistas, informa France Bleu Paris.


Solamente el área deportiva no se ve afectada por esta decisión que implica a más de la mitad de los trabajadores del club de la Ligue 1. Los empleados se acogen a este Erte durante uno o varios días a la semana.

 

“Hubo una bajada salarial el año pasado; somos conscientes de la situación, pero de momento no nos han dicho nada”, explicó hace unos días el portero Keylor Navas desmintiendo que se hayan tomado medidas que afecten al primer equipo.

 

El club ya puso a parte de sus empleados en paro parcial en marzo de 2020, durante el primer cierre, una medida que adoptó también en noviembre, pero en ambos casos el número de empleados afectados por esas medidas fue menor.

 

El conjunto francés es uno de los clubes más afectados por la pandemia. De acuerdo al informe The European Champions Report 2020, de Kpmg, es el campeón de las grandes ligas que peor cerró la temporada 2019-2020, con unas pérdidas de 125,8 millones de euros y con una disminución del 15% de los ingresos operativos por lo que ha dejado de ingresar 95,4 millones de euros.

 

La Ligue 1 fue una de las pocas ligas nacionales que dio por concluido el torneo debido al coronavirus, lo que ha pasado factura al volumen de negocio de sus equipos. A esto se suman los problemas con los derechos audiovisuales de la liga francesa, que se ha quedado sin televisión tras romper el contrato con Mediapro y renunciar Canal+ al paquete de partidos que tenía sublicenciado.