Líder en información económica del deporte

Clubes

El Osasuna logra un superávit de 1,5 millones el año de su centenario y prevé 55 millones para 2021

El club facturó 52 millones de euros en el ejercicio 2019-2020, cuatro millones menos de lo presupuestado.

Marc Romero

10 nov 2020 - 04:50

 

El Osasuna logra un superávit de 1,5 millones el año de su centenario y prevé 55 millones para 2021

 

 

 

El Osasuna resiste ante el Covid-19. La pandemia no le permitió al club celebrar su centenario como es debido, pero el virus no impidió que la entidad cerrará en beneficio. El club pamplonés ha cerrado el ejercicio 2019-2020 con un resultado neto de 1,5 millones de euros y una facturación de 52 millones de euros, según ha confirmado Luis Sabalza, presidente del club, en una entrevista concedida a Palco23.

 

El club volvió a primera división la temporada pasada tras dos años en segunda. De hecho, el ascenso del Osasuna, conseguido en la temporada 2018-2019, se consiguió tras ser campeón de Segunda División, consumando el octavo ascenso a Primera de la entidad. La entidad es una de las cuatro que no son una Sociedad Anónima Deportiva (SAD).


“Hemos notado relativamente poco la pandemia porque con las obras del estadio ya habíamos contado una caída de la facturación en cuanto a venta de entradas; sólo hemos la hemos notado en la devolución de una parte de las cuotas de los socios”, explica el presidente.

 

 

 

 

La entidad tenía como previsión para la temporada 20219-2020 una facturación de 56 millones de euros, por lo que la caída de ingresos por el coronavirus ha sido de cerca de cuatro millones de euros. De estos cuatro millones de euros, la mitad corresponde a la devolución de la cuota que el club realizó a los abonados por los encuentros jugados a puerta cerrada.

 

“Los grandes ajustes los tuvimos que hacer en concepto de tesorería”, asegura Sabalza. En este sentido el Osasuna pactó con los jugadores diferir pagos de primas que se abonarían de forma mensual a lo largo de la temporada, además de “dos pagos grandes”, con el objetivo de dar aire a la caja de la entidad.

 

En cuanto a los ingresos, el club sigue dependiendo en un 85% de los derechos televisivos, aunque con la remodelación del estadio El Sadar la entidad prevé triplicar su facturación derivada del día de partido, gracias a los nuevos palcos y hospitalitiesHasta ahora el club ingresaba entre 500.000 y 600.000 euros por las entradas y los palcos VIP. El presidente espera tener terminada toda la obra para Navidad.

 

 

 

 

La inversión final del club en la reforma del estadio asciende a 21 millones de euros, tras la incorporación al proyecto de los nuevos asientos, así como de la cubierta que no estaba prevista. La previsión inicial era que la reforma le costara a la entidad 16 millones de euros. De la inversión final, el Osasuna amortizará siete millones de euros esta temporada 2020-2021, según ha confirmado el presidente del club.

 

Para la temporada 2020-2021 el club trabaja con una previsión de ingresos ordinarios de 55 millones de euros. De estos, entre 2,5 millones y tres millones de euros corresponden a los abonos que la entidad ya contempla que puede que tenga que devolver según como avance la pandemia en España. “Hacer previsiones es muy complicado”, apostilla el directivo.

 

En cuanto al resultado, el Osasuna trabaja en “conseguir el equilibrio presupuestario”, aunque se reconoce que ante la incertidumbre de cuando se podrá abrir de nuevo el estadio al público es un objetivo que se puede complicar.

 

 

 

 

Por lo que respecta al apalancamiento, la entidad tiene ahora una deuda de unos 18 millones de euros, lejos de los 70 millones que el club acumulaba de pasivo a la llegada de Sabalza. “La deuda que tenemos es bastante asequible”, afirma el ejecutivo.

 

Tanto el cierre del ejercicio 2019-2020, como el presupuesto para la 2020-2021 deberán ser aprobados por la asamblea general que “queremos que se haga presencial pero no lo podemos asegurar ante la situación actual”, señala Sabalza.

 

Por ahora, el principal proyecto que afronta el club es “poder celebrar en condiciones nuestro centenario, pero para eso tendremos que esperar”, según reconoce el máximo responsable del Osasuna.