21 May 2022 | 04:53

Líder en información económica del deporte

Clubes

El ‘núcleo duro’ de Haro compra otro 2% del Betis en el “tramo caro” de acciones

Han acudido a la compra de títulos ocho de los 18 accionistas que acudieron en la primera fase, entre los que estaban varios miembros del consejo y el futbolista Joaquín.

Palco23

07 ene 2018 - 20:32

El ‘núcleo duro’ de Haro compra otro 2% del Betis en el “tramo caro” de acciones

 

El Real Betis está un paso más cerca de haber vendido todas las acciones que pertenecieron a Manuel Ruiz de Lopera. El club ha anunciado este fin de semana que los 18 accionistas que compraron el 11,83% del capital en la primera fase han adquirido un 2,09% adicional en la segunda ronda. En concreto, han acudido 8 de los 18 socios que participaron de entrada, entre los que estaban varios miembros del consejo de administración, empresarios locales y Joaquín Sánchez, capitán del primer equipo.

 

En términos económicos, supone que la entidad ha recaudado en torno a 1,2 millones de euros adicionales a los 6,6 millones que obtuvo inicialmente. Cabe recordar que estos títulos en autocartera se pusieron a la venta con un precio de 476,69 euros, en lo que se denominó el “tramo caro”, para permitir que una ampliación de capital paralela pudiera ejecutarse a precios más bajos, de 120 euros por acción, para fomentar la atomización de la propiedad.

 

El consejo ahora deberá determinar cómo procede con el 6,47% que ha quedado sin colocar entre nuevos socios. En una rueda de prensa previa, Haro avanzó que se abrirá una subasta tutelada sobre esas acciones, después de mostrarse incluso dispuesto a ejercer sus derechos de suscripción para aquellos béticos que argumentaran que la primera fase “le pilló mal o que ha sido todo muy rápido”.

 

Haro confió en que finalmente haya más aficionados que acudan a la compra de ese remanente de títulos, después de que se registrara una sobreoferta en el tramo barato, que permitió sumar más de 5.000 nuevos accionistas y recaudar 4,4 millones de euros. En total, se solicitaron 50.000 acciones más de las que se pusieron a la venta, por lo que todo hace pensar que las podrán vender.

 

No obstante, el presidente mostró su enfado por el hecho de que otros grandes accionistas, entre ellos críticos con el actual consejo como Manuel Castaño o las familias Galera y Sala, no acudieron al “tramo caro” pero sí ejercieron su derecho de suscripción preferente por los títulos de 120 euros para mantener su representación.