26 May 2022 | 23:21

Líder en información económica del deporte

Clubes

El mercado internacional de fichajes sube otro 3,5% y supera los 3.200 millones hasta julio

LaLiga batió ampliamente a la Premier en el gasto en compras de jugadores procedentes de otros países, con 873 millones de euros y a la espera de un mes de agosto caliente.

Marc Menchén

30 ago 2019 - 04:59

El mercado internacional de fichajes sube otro 3,5% y supera los 3.200 millones hasta julio

 

 

La mayoría de equipos de LaLiga aún se encuentran inmersos en negociaciones para reforzar sus plantillas, pero el cierre adelantado del mercado que aplica la Premier League ha hecho que julio pueda ser un mes muy indicativo para predecir si la espiral de gasto continúa. Y sí, así es, pues los clubes invirtieron un 3,5% más en fichajes internacionales, hasta 3.594,3 millones de dólares (3.238 millones de euros) entre junio y julio, que son los dos primeros meses de la ventana estival, según datos de la Fifa a los que ha accedido Palco23.

 

Este dato sólo incluye operaciones internacionales, en la que un jugador cambia de país; es decir, que no contempla, por ejemplo, el fichaje de Antoine Griezzman por el FC Barcelona al llegar del Atlético de Madrid. De incluirse estas inversiones, el mercado habría rebasado ampliamente los 4.000 millones de euros si se tiene en cuenta la intensidad de movimientos que se han producido entre equipos de la Premier League, incluido el central más caro de la historia: 90 millones ha pagado el Mancheser United por Harry Maguire al Leicester City.

 

La competición británica ha sido la gran dinamizadora de la industria en los últimos años, pero en 2019 podría acabar perdiendo el trono en favor de España. Los equipos de LaLiga han gastado un total de 969,4 millones de dólares (873,3 millones de euros) en julio a fichar talento procedente de otros países, lo que representa un alza interanual del 85% respecto al mismo periodo del año anterior, según se desprende de los informes mensuales de Fifa TMS, el sistema que registra todos estos movimientos.

 

 

 

 

Un importe relevante de esta partida corresponde al Real Madrid, que sólo por Eden Hazard ha pagado 100 millones de euros al Chelsea FC; al Barça, que reservó 75 millones para atar a Frenkie de Jong, y al Atlético de Madrid, que utilizó el dinero de Griezzman para pagar 120 millones por Joao Felix del SL Benfica. También destaca el Sevilla FC, con más de 100 millones de euros en media docena de refuerzos procedentes sobre todo de Francia.

 

Muestra de que el fuerte incremento del gasto se debe a operaciones puntuales es que España no aparece entre los cinco países donde más llegadas internacionales se han producido. En total, en julio se registraron 4.277 traspasos entre países, de los cuales la mitad se han podido firmar tras la finalización de contrato del jugador. De ahí de 3.509 de estos movimientos no hayan implicado ningún precio de venta, por 79 casos en los que se superaron los 10 millones de dólares (9 millones de euros) y 209 en los que se superó el millón de dólares (900.000 euros).

 

El importante esfuerzo realizado por los equipos españoles se produce a las puertas del ciclo audiovisual 2019-2022, que garantiza un 25,3% más de ingresos por televisión respecto a 2016-2019, con una media anual de 2.118 millones de euros. Además, esa partida de gasto ha podido compensarse con 473,3 millones de dólares en ingresos por ventas internacionales, como las de Lucas Hernández y Rodri, que han dejado 150 millones en el Atleti rumbo a Bayern de Múnich y Manchester City, respectivamente.

 

En total, LaLiga arroja un gasto neto de 496,1 millones de dólares (447 millones de euros) en el mercado internacional. Es un saldo incluso superior al de la Premier, que en julio se situó en 125,5 millones de dólares (113 millones de euros). Fifa, que no ofrece datos actualizados de junio, señala que los equipos británicos dedicaron 576,3 millones de dólares (519 millones de euros) a futbolistas llegados de otros países en julio, lo que representa una caída interanual del 26%.

 

No es un dato menor, pues el margen de maniobra para estos clubes en agosto fue muy limitado, al cerrarse el mercado el día 9 por su decisión de no permitir fichajes hostiles con la competición iniciada. Además, consolida una tendencia iniciada, cuando su inversión en el ámbito internacional ya se recortó un 50%. Según Sky Sports, el gasto total de la Premier entre junio y agosto, incluyendo fichajes entre miembros de la liga, se ha situado en torno a 1.550 millones de euros.

 

Más allá del calendario, hay otros dos elementos que ayudan a entender esta contracción: las perspectivas audiovisuales en Reino Unido apuntan a cierta estabilización del negocio de la Premier y la negociación del Brexit ha situado el valor de la libra en casi paridad con el euro, eliminando cualquier ventaja competitiva.

 

En Italia, los incentivos fiscales introducidos para atraer el talento internacional no parecen haber generado un gran impacto. De hecho, la necesidad de muchos clubes por cuadrar sus cuentas ha hecho que el gasto en el extranjero se redujera un 33,9%, hasta 352,3 millones de dólares (317,4 millones de euros), y ni siquiera aparece entre las competiciones que más partido ha sacado a la salida de jugadores hacia otros torneos. Tampoco aparece la Bundesliga, que ha gastado 366,7 millones de dólares (330,3 millones de euros), un 28% más.

 

El liderazgo de la exportación lo continúa ostentando la Ligue-1, que en julio cobró 478,2 millones de dólares (430,8 millones de euros), apenas cinco millones más que LaLiga. Se trata de una caída interanual del 12%, pero aun así es un importe muy superior al que han destinado los equipos a reforzarse, con 236,1 millones de dólares (212,6 millones de euros), debido a la contención que el Paris Saint-Germain (PSG) ha demostrado en 2019.