Líder en información económica del deporte

Clubes

El Málaga CF presenta un plan de viabilidad para evitar sanciones de LaLiga

El club ha logrado el visto bueno de la competición a un documento en el que se contemplan diversas medidas para esquivar los números rojos, con venta de jugadores y ahorro en salarios.

Palco23

23 sep 2019 - 18:35

El Málaga CF presenta un plan de viabilidad para evitar sanciones de LaLiga

 

 

El Málaga CF tiene un plan para no perder su plaza en LaLiga en los despachos. El club ha presentado un paquete de medidas a la patronal para demostrar que podrá cumplir con los objetivos de estabilidad presupuestaria en 2019-2020. Es un escenario que hoy parece complicado, pues este verano ya no se pudo inscribir a algunos futbolistas. Pero en las oficinas de La Rosaleda hay confianza. “Creo que es algo que se debía hacer porque no fue un cierre de mercado normal, con las dificultades que hemos tenido. Creo que, por respeto a la afición y a nuestros jugadores, teníamos que salir a la luz pública para decir lo que ha ocurrido estos tres meses”, ha explicado hoy Joaquín Jofre, asesor jurídico y en la práctica casi director general.

 

Apenas han trascendido detalles sobre ese paquete de medidas que han presentado a los órganos de control económico, aunque es evidente que sólo hay una fórmula válida: aumentar los ingresos con los traspasos de futbolistas, pues el resto de líneas de negocio ya difícilmente pueden crecer respecto a lo previsto, y reducción de los costes de plantilla. “Obviamente, hay que incrementar los ingresos y reducir los gastos, como cualquier empresa que tiene problemas financieros”, ha reconocido.

 

En este sentido, cabe recordar que tiene autorizado un límite salarial de 9,9 millones de euros, casi un tercio de lo que dispuso en 2018-2019. Se trata del séptimo importe más elevado de LaLiga SmartBank, pero el problema es que el conjunto malacitano no ha podido dar de baja a todos los futbolistas que tenía en nómina hace un año, cuando pudo dedicar 25,2 millones a confeccionar la plantilla.

 

 

 

 

Jofre ha admitido que “no es la primera vez, por desgracia, que el club tiene una situación financiera difícil en los últimos diez años”, en referencia a épocas pasadas que hicieron que la propiedad catarí haya dilapidado más de 130 millones de euros de su fortuna en el equipo de fútbol. Ahora bien, el ejecutivo ha recordado que “siempre hemos salido de esa situación y ellos creen que podemos salir”.

 

José Luis Pérez Caminero, director deportivo, ha asumido su parte de responsabilidad en los problemas que se han producido este verano, pues era su misión dar la lista de altas y bajas en base a las disponibilidades presupuestarias. Dicho esto, ha defendido que “el objetivo es competir, en una liga muy complicada en el que un detalle decide un partido; veremos hasta dónde somos capaces de llegar a final de temporada”.

 

El momento en el que se produce esta situación no es el más favorable para el club, inmerso en una discusión sobre la propiedad que puede desincentivar cualquier tipo de fórmula de rescate que implique la inyección de capital. Desde el pasado junio, y a la espera de que se resuelvan los recursos, el jeque Abdullah Bin Nasser Al-Thani tendrá que compartir la titularidad de las acciones del club con el grupo hotelero BlueBay, después de que el Juzgado de Primera Instancia número 12 de Málaga estimara la demanda interpuesta por la compañía.

 

El club cerró 2017-2018 con un beneficio neto de 12,48 millones de euros, cuatro veces más que el año anterior el segundo importe más alto de toda su historia después de 2015-2016. Para 2018-2019, el presupuesto contemplaba unas ganancias de 1,25 millones de euros, pese a que los ingresos caerían casi un 50%, hasta 40 millones de euros aproximadamente.