Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Jueves, 18 Julio 201916:14:15

Buscador

;Menu
h Clubes

El Real Madrid se asegura 235 millones de financiación a la espera de los ‘bonos Bernabéu’

El club ha conseguido ampliar las líneas de crédito a largo plazo que podrían ser clave para remodelar la plantilla, tras un primer semestre en el que la facturación se estancó en 374 millones de euros por la caída del negocio de patrocinios.
09 Abr 2019 — 05:00
Marc Menchén
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El Madrid se asegura 235 millones de financiación a la espera de los ‘bonos Bernabéu’

 

 

El Real Madrid presentará esta semana el acuerdo de financiación de las obras del estadio, pero los ya denominados bonos Bernabéu no son la única ventana de liquidez que ha logrado la entidad. Fuentes próximas a la entidad señalan a Palco23 que en los últimos meses se ha trabajado con la banca nacional e internacional para ampliar su posición de tesorería en un año que se antoja crucial para la renovación del proyecto deportivo. Y el resultado es inmejorable: ha conseguido préstamos por 235 millones de euros.

 

Se trata de “líneas de crédito con vencimiento a largo plazo” que hace un año no tenía a su disposición, pero que ha conseguido ir asegurándose a las puertas de su mayor ciclo de inversión. Al cierre de 2017-2018 ya consiguió asegurarse 150 millones, a los que se han sumado otros 85 millones de euros. El club aún no ha tenido que utilizar este dinero, así que podrá disponer de él durante el próximo mercado de fichajes si no consigue con traspasos el dinero que destinará a la adquisición de jugadores.

 

En las cuentas del primer semestre, que aún no han sido auditadas y a las que ha accedido Palco23, se indica que “el tipo de interés en ambos casos es variable referenciado al Euribor”, que actualmente cotiza en negativo, más un diferencial de mercado. Se trata de una nueva muestra de la confianza que los financiadores tienen en el Madrid, que también ha logrado unas buenas condiciones para conseguir 575 millones de euros con los que modernizar el estadio.

 

 

 

 

A diferencia de este potencial endeudamiento nuevo vía líneas de crédito, que sí se recoge en las cuentas anuales, el objetivo de la junta presidida por Florentino Pérez es que los pasivos asociados a la obra patrimonial no se carguen al balance. ¿Cómo? A la espera de que se haga oficial, la fórmula elegida pasa por la creación de una sociedad a la que JP Morgan y Merryll Lynch prestan 575 millones de euros, que posteriormente se habrá titularizado entre fondos institucionales. El tipo de interés no superará el 2,5% interanual, por lo que las amortizaciones anuales rondarán los 30 millones de euros y se da un plazo de veinte años de amortización.

 

Entre las razones por las que Pérez ha conseguido estas condiciones es la actual situación de los mercados de financiación, pero también el track record económico demostrado desde el 2000. Para el Madrid han sido dos décadas de rentabilidad y en los tres últimos años incluso ha logrado que la deuda financiera neta sea negativa; es decir, que le deban más dinero del que debe. “El club ha realizado desde junio 2009 un esfuerzo intenso y sostenido de reducción de deuda”, defiende la junta directiva sobre el proceso que se inició tras la llegada de Cristiano Ronaldo en un año en que se gastaron 263 millones de euros en fichajes.

 

La dirección capitaneada por José Ángel Sánchez confía en que el remodelado recinto deportivo será capaz de generar unos ingresos anuales de 150 millones de euros una vez se completen todos los trabajos. Eso no será hasta 2023, por lo que es una palanca que aún no pueden utilizar para dar un vuelco a la situación vivida en el primer semestre de 2018-2019, en la que la cifra de negocio se estancó por primera vez en mucho tiempo.

 

La facturación ordinaria apenas subió un 1,1% entre julio y diciembre, hasta 374,34 millones de euros. Pese a ello, el beneficio neto se disparó un 54,3% en el periodo analizado, hasta 72,19 millones de euros, si bien se prevé que la cifra acabe moderándose una vez se computen todos los gastos a final de año; el presupuesto contempla un resultado de unos 40 millones. La razón de tal avance son las plusvalías por traspasos, que se han doblado respecto al primer semestre de 2017-2018, con 100,29 millones procedentes de la venta de Cristiano Ronaldo a la Juventus.

 

 

 

 

La salida del delantero portugués ha permitido compensar el freno de líneas de actividad que tradicionalmente habían sido un motor. El área de márketing, que en las últimas cinco temporadas creció a un ritmo medio del 11% interanual, retrocedió un 11,2% en el primer semestre, hasta 129,74 millones de euros. Se desconocen todas las razones de esta caída, si bien es cierto que se han caído patrocinios como el de Telefónica, con la que sí se negocia un acuerdo de largo alcance vinculado a la digitalización del Bernabéu, como adelantó Palco23.

 

Esta situación ha provocado importantes tensiones entre el Real Madrid y Providence, el fondo de inversión que acordó financiar con 200 millones al club a cambio de participar en los ingresos futuros por patrocinio. La ralentización del negocio ha provocado importantes cambios en el departamento, como avanzó este diario, con la salida de algunos ejecutivos y la llegada de varias personas procedentes de clubes como Manchester United o Chelsea FC.

 

Las cuentas semestrales revelan que los ingresos por patrocinios y licencias retrocedieron un 11,5%, hasta 104,6 millones de euros, mientras que las ventas en tienda cayeron un 27,3%, hasta 10,5 millones, en el penúltimo año de contrato en vigor con Adidas y en pleno proceso de reflexión sobre qué modelo de retail se quiere a partir de 2020-2021 y si se da un mayor protagonismo a Fanatics. El resto de ingresos comerciales crecieron un 9,3%, hasta 14,27 millones.

 

El Madrid ya contemplaba una importante caída por los derechos de televisión, fruto del sistema de reparto de LaLiga según méritos deportivos. De momento, entre julio y diciembre recibió un 6% menos, con 82,75 millones de euros. La explotación de instalaciones también está siendo inferior, con un descenso del 5,6%, hasta 13,67 millones. Y la taquilla también estaría en negativo de no ser por los socios y la comercialización de los espacios de hospitality.

 

 

 

 

La subida de precios del abono desvelada en la última asamblea ha hecho que la recaudación por socios y abonados sea un 8,9% superior en los primeros seis meses, con 27,14 millones de euros. Por el contrario, la taquilla de LaLiga es un 11% inferior (21,21 millones), mientras que los pagos de Uefa por Champions League suben un 73,4%, hasta 56,43 millones, no por mayor venta de entradas, sino por la mejora de los premios que prometió la confederación a los clubes.

 

También desaparecen los 4,6 millones que en 2017-2018 recibió por ganar la Supercopa de España; bajó en medio millón (3,5 millones) lo que recibió por jugar la Supercopa de Europa al no ganarla, y percibió un 41% menos por amistosos debido al extra de un año atrás por El Clásico disputado en Miami (EEUU).

 

El frenazo de los ingresos se ha trasladado directamente a los gastos en plantilla, con un avance de sólo el 2,6% en el pago de nóminas entre julio y diciembre. En total fueron 205,17 millones de euros, a los que se añaden otros 59,94 millones de euros por amortización de inmovilizado, principalmente derechos sobre futbolistas, lo que supone un aumento del 16,8%. El resto de gastos de explotación fueron un 7,9% superiores, hasta 98,9 millones.

 

El Real Madrid dispone aún de tres meses para dar un acelerón a su negocio, con el hándicap que supone haber sido eliminado de la Champions League en octavos de final (una ronda antes del mínimo que se presupuesta) y sin prácticamente opciones para ganar LaLiga Santander. ¿Será un patrocinio estrella el as que queda bajo la manga? Eso sería un auténtico impulso al negocio comercial, y también un alivio para Providence, que todavía tiene cuatro años para hacer rentable su apuesta por el club blanco.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...