Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Viernes, 16 Noviembre 201806:11:54

Buscador

; Menu
h Clubes

El Madrid se asegura 150 millones de la banca y buscará hasta 575 millones más para el Bernabéu

El conjunto presidido por Florentino Pérez ha reestructurado su pasivo antes de someter a votación de los socios su mayor operación de deuda de la historia, con menos deuda con bancos y con clubes.

11 Sep 2018 — 04:58
M.Menchén
Temas relacionados
Me interesa

El Madrid se asegura 150 millones de la banca y buscará hasta 575 millones más para el Bernabéu

 

 

La reforma del Santiago Bernabéu es un hito que la dirección del Real Madrid ha tenido que tener muy presente durante los últimos años. Se trata de su mayor proyecto desde la construcción de la nueva ciudad deportiva, una cuestión que afecta de lleno a la planificación deportiva. El proyecto inicial se presupuestó en 400 millones de euros, pero el club quiere tener margen para reforzar la plantilla en el próximo ciclo y ha empezado a preparar su balance. Era la única manera de conseguir que los socios puedan aceptar en la próxima asamblea la solicitud de endeudarse en un máximo de 575 millones de euros para financiar las obras con un plazo de amortización a 35 años.

 

Así consta en la documentación remitida a los socios compromisarios, y a la que ha podido acceder Palco23. En la misma, no se cierra la puerta a ninguna operación, ya que se hace referencia a “la forma que tenga por conveniente” la junta directiva que preside Florentino Pérez. Es decir, que podría optarse por una emisión de bonos, por un crédito sindicado o por un contrato de gestión de los espacios. Ello, para asegurar que hay la tesorería necesaria para afrontar los pagos después de que el contrato de patrocinio con Ipic por los naming rights haya acabado en los tribunales, como adelantó este diario.

 

El plan original contemplaba que el grueso de la remodelación del estadio se sufragaría con los ingresos de este acuerdo comercial, que se cifraba en unos 20 millones de euros anuales. Sin embargo, los retrasos en la aprobación del plan urbanístico que debía permitir la entrada de las grúas y los problemas del grupo petrolero dieron al traste con la operación. A dos años de empezar los trabajos, la principal fuente de financiación fracasaba.

 

 

 

 

De ahí que hace un año se emprendiera una política de fichajes basada en captar jóvenes talentos en la parcela deportiva para intentar huir de la inflación salarial en el mercado internacional. En paralelo, se logró un acuerdo pionero en la industria del fútbol con Providence, por el que la firma de inversión entraba a participar en el negocio de los patrocinios del Madrid a cambio de adelantar parte de esos ingresos futuros. Se desconoce cuánta liquidez ha podido adelantar ese acuerdo, que incluía todos los patrocinios excepto los de Emirates, Adidas y el de un hipotético dueño de los naming rights del Bernabéu.

 

A su vez, el equipo presidido por Florentino Pérez ha reestructurado sus compromisos con la banca. Si hace un año debía amortizar 42 millones de euros en 2018-2019 y 40 millones más en 2020-2021, ahora tendrá que devolver 10 millones esta temporada y 50 millones en 2021-2021; es decir, que ha amortizado 22 millones antes de tiempo. A su vez, en la memoria se avanza que han obtenido varias líneas de crédito por 150 millones de euros de las que aún no ha dispuesto y que podría utilizar tanto para reforzar la plantilla como para las obras del estadio.

 

La reducción de deuda del 26,8% con la banca se une al recorte del 37,6% en compromisos con otros clubes, a los que se debían 55,7 millones de euros al cierre de 2017-2018. Se desconoce cuál será la evolución de esta cifra en 2018-2019, después de un verano en el que se han firmado operaciones por 146 millones de euros con el brasiñelo Vinicius y el belga Thibaut Courtois como destacados.

 

Pese a la contención de los últimos años, el Real Madrid ha logrado encadenar cuatro Champions League en los últimos cinco años. Además, en los últimos tres ha conseguido que su deuda neta sea negativa; es decir, que le deban más dinero del que debe. “El club ha realizado desde junio 2009 un esfuerzo intenso y sostenido de reducción de deuda”, defiende la junta directiva sobre el proceso que se inició tras la llegada de Cristiano Ronaldo en un año en que se gastaron 263 millones de euros en fichajes.

 

 

 

 

La entidad quiere hacer valer este historial ante posibles financiadores, así como su alta generación de caja como muestra de su capacidad para devolver su deuda. El último ejercicio se cerró con 190 millones de euros de tesorería, el segundo saldo más elevado de su historia para un indicador que históricamente ha estado por encima de los 100 millones de euros. “El elevado flujo de caja generado en las operaciones así como la contención de inversiones son las razones que explican este elevado saldo de tesorería”, señala en su memoria anual.

 

Relanzamiento comercial del estadio y el museo

El proyecto apenas ha sufrido modificaciones respecto al plan inicial, más allá de la imposibilidad de poder abrir un hotel como se ambicionaba. Por el contrario, el foco se ha puesto en aumentar la experiencia de los espectadores (no se elevará el aforo de 81.044 asientos) y potenciar la oferta comercial para que el negocio no dependa únicamente del día de partido. En 2017-2018, la explotación de las instalaciones sin tener en cuenta la venta de entradas generó 28,93 millones de euros, a lo que hay que añadir la facturación de la tienda de Adidas.

 

La memoria anual empieza a destilar algunas de las novedades del futuro Santiago Bernabéu, aprovechando los nuevos espacios que generará la cubierta retráctil. “Se implantarán nuevas actividades de entretenimiento y ocio y se mejorarán las existentes convirtiendo al estadio Santiago Bernabéu en un centro de destino único en la ciudad”, señala la dirección. Por ejemplo, ya se ha confirmado la presencia de un videomarcador de 360 grados, el uso de nuevas tecnologías en la fachada y una mejor experiencia de la aplicación de Microsoft.

 

Por otro lado, se plantea ampliar el museo “con más superficie y nuevas actividades interactivas con las últimas tecnologías de realidad virtual y aumentada”, así como la creación de un tour panorámico por la cubierta que permita sacar aún más rendimiento a los 1,3 millones de personas que acudieron a realizar la visita guiada, el 55% de las cuales eran extranjeras. Además, se creará “un destino singular, único y variado de restauración con el aumento de oferta de tipología de restaurantes y food corners, apertura de nuevas tiendas de productos deportivos y nuevos formatos retail, etcétera”.

Publicidad
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...