08 Dic 2021 | 07:28

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Levante fía su futuro al estadio pese al ‘blackout’ del Covid

El conjunto granota afronta la temporada 2020-2021 con la primera fase del Ciutat de València construida y con el diseño de una amplia ciudad deportiva que agrupe todas las disciplinas deportivas del club.

Albert Ferrer

16 mar 2021 - 04:54

El Levante fía su futuro al estadio pese al ‘blackout’ del Covid

 

 

El Levante UD invierte en su porvenir. El club de Valencia ha afrontado la temporada 2020-2021 con una estrategia totalmente opuesta a la de la mayoría de los clubes de LaLiga Santander: apostando por revitalizar y posicionar a la entidad a través de las obras de remodelación de su estadio, el Ciutat de València, en el que se han invertido 19 millones de euros tras la primera fase de la obra.

 

Con la remodelación del estadio, el club pretende hacer de los aledaños del Ciutat de València un centro de gran negocio. La presencia de un centro comercial en la zona del estadio, igual que ocurre con el RCD Espanyol, permitirá al equipo y a la ciudad incrementar su cifra de negocio en los próximos años, una vez se apruebe la vuelta de los aficionados a los estadios de fútbol.

 

La primera fase de la reforma del estadio, iniciada en julio de 2019 y estrenada el pasado noviembre, cuenta con una cubierta deck, utilizada en aeropuertos o centros comerciales, es decir, centros de grandes superficies. La estructura rodea todo el graderío, que luce un aspecto renovado para cuando los aficionados puedan regresar al campo. Además, la iluminación del campo, un antiguo problema que arrastraba la entidad, ha quedado solucionada con la inclusión de 242 focos LED.

 

Otras de las novedades que presenta el estadio del Ciutat de València es la incorporación de dos videomarcadores de 21x7 metros, cada uno situado en un “gol” del campo. “Cuando puedan volver los aficionados, el campo seguirá estando lleno en cada partido, igual que antes de la pandemia”, reconoce Salvador Pons, responsable de desarrollo nacional del Levante UD, a Palco23, que cree firmemente en la posibilidad de extraer beneficios extra para la entidad como consecuencia del ticketing resultante de los partidos que el Levante dispute como local.

 


 

 

Por otro lado, el acuerdo de financiación del estadio, por valor de 60 millones de euros, se firmó a doce años con el fondo Benjamin de Rothschild Infrastructure Debt Generation (Bridge). Actualmente, ya se han invertido 32 millones de euros en la cancelación de los préstamos y la realización de la primera fase de construcción. Los 28 millones restantes se repartirán entre la segunda fase de obras del estadio y la construcción de la ciudad deportiva de Nazaret.

El club valenciano presentó para la temporada 2019-2020 un presupuesto de 83 millones de euros y, pese a los estragos que causó la pandemia, logró cerrar el ejercicio con un superávit de 77.000 euros después de impuestos. El patrimonio de la entidad se sitúa actualmente en 41 millones de euros y se han cancelado los dos créditos ordinarios de la ley concursal.

 

“La entidad había diseñado planes de contingencia por si no se hubiera podido retomar la temporada 2019-2020 de LaLiga”, detalla Salvador. Para hacer frente al Covid-19, el club hizo teletrabajar a sus cerca de cincuenta empleados de oficinas y, además, se pactaron rebajas salariales del 3% en la plantilla deportiva para esquivar tener que aplicar un expediente de regulación de empleo (Erte) a todos sus trabajadores.

 

En paralelo, una de las principales fuentes de ingresos del club, los patrocinadores, han aumentado su interés en el equipo de Valencia, tanto los locales, como los nacionales y los internacionales. “Para nosotros, el patrocinio no supone la contratación de una marca para unos años, si no un camino para abordar proyectos a lo largo del tiempo conjuntamente”, señala Pons.

 

 

Ante el dulce momento deportivo que está viviendo el club (situado en una cómoda posición en liga y habiendo disputado una semifinal de Copa del Rey), el Levante ha despertado el interés de empresas. El club está estudiando la incorporación de un nuevo patrocinador principal, ya que Betway, el actual main sponsor, dejará de estar presente en su camiseta la temporada siguiente con el cambio de ley respecto al patrocinio de las casas de apuestas en España.

 

El propio ejecutivo ha asegurado que “tenemos varias ofertas de distintos países sobre la mesa que estamos estudiando; pero va a ser complicado igualar los ingresos que aportan las casa de apuestas”, explica.

 

 

 

 

El otro gran proyecto del club es la ciudad deportiva, situada en el barrio de Nazaret, dejando atrás el complejo de Buñol en el cual entrenan desde hace más de 17 años. Actualmente el plan se encuentra en fase de diseño, pero aglutinará en un gran espacio, además de un centro residencial con espacios de formación, a las secciones masculinas y femeninas de fútbol, el filial, la cantera, el fútbol sala y el deporte adaptado, en el que se incluyen las disciplinas de hockey, natación y boccia.

 

El Levante UD ya ha llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento de Valencia para que éste le ceda los terrenos al club a largo plazo, con la obligatoriedad de construir el equipamiento necesario para revitalizar la zona de Nazaret, cerca del puerto de Valencia.

 

Asimismo, el impulso deportivo que actualmente están generando las secciones del club, situándose líder de la Liga Nacional de Fútbol Sala, siendo uno de los equipos punteros de la liga Iberdrola o llegando a la semifinal de Copa del Rey, ha provocado que aumenten los abonados de la entidad, pasando de 15.000 a más de 21.000.

 

“Cuando vuelva el público, nuestro ticketing aumentará considerablemente, además de tener el estadio lleno en cada partido”, comenta Salvador. El Levante es uno de los clubes de LaLiga Santander que menos ingresos generaba respecto a matchday y abonados, por lo que el margen de maniobra del club granota para los próximos años es amplio para seguir creciendo en cuanto a aficionados se refiere.