Líder en información económica del deporte

Clubes

El juez insta a la Policía a encontrar los 3,7 millones desaparecidos de Osasuna y que habrían servido para amañar partidos

Palco 23

20 feb 2015 - 04:50

El agujero económico del CA Osasuna y que habría servido para el amaño de partidos en la última temporada alcanza ya los 3.761.611 euros. Es la cuantía que fue extraída de las arcas del club navarro y que el Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona ya ha ordenado al Cuerpo Nacional de Policía (CPN) que investigue. El objetivo es esclarecer el destino final de este dinero y si se utilizó para sobornar a jugadores de equipos rivales para evitar el descenso a Segunda División, que finalmente sí se produjo.

 

El juez considera en el auto emitido ayer que los hechos denunciados pueden ser constitutivos de delitos societarios, de apropiación indebida y falsedad documental, según informó el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN). En concreto, el magistrado quiere conocer "la finalidad real" de los pagos de 900.000 euros realizados el 1 de junio de 2013 a Cristina Valencia y Alberto Nolla, así como "la identidad del supuesto agente deportivo" que cobró 76.611 euros en diciembre de 2011.

 

El juez también solicita esclarecer la identidad de las personas que en julio de 2013 firmaron el contrato entre Flefield y Osasuna por el que supuestamente esta sociedad percibió 1,44 millones de euros en 2014 y en concepto de qué servicios. Además, insta a la Policía a encontrar a las personas que retiraron 1,34 millones de euros en efectivo de las cuentas bancarias del conjunto navarro entre noviembre de 2013 y junio de 2014, y a qué se destinó ese dinero.

 

Por otra parte, el juez reclama a la Liga de Fútbol Profesional las comunicaciones remitidas por el Consejo Superior de Deportes que, según se indica en la auditoría, le llevaron a encargar dicho informe. En este sentido, cita a los autores de la auditoría para que el 2 de marzo a las 12.30 horas se ratifiquen en su contenido.

 

Todas estas diligencias se producen después de que la nueva junta directiva presentara una denuncia en el juzgado de guardia de Pamplona por la presunta desaparición de 2,4 millones de euros del club durante el mandato de la anterior directiva, que entonces lideraba Miguel Archanco.