26 May 2022 | 09:24

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Granada CF también denuncia al Rubin Kazan por el impago de cuatro millones de euros

El club solicita la intervención de la Fifa, ya que la entidad rusa no ha abonado el precio pactado en el traspaso de Rubén Rochina. La Real Sociedad le reclama 9 millones por Jonathas.

Palco23

12 jun 2018 - 09:25

El Rubin Kazan se ha convertido en uno de los principales morosos del fútbol español. El Granada CF ha presentado una denuncia ante la Fifa contra el Rubin Kazan, al que reclama el pago de cuatro millones de euros por la venta de Rubén Rochina. El delantero fue traspasado hace dos años, y en ningún momento se ha procedido al pago.

 

Rochina abandonó el equipo de LaLiga en julio de 2016 rumbo a Rusia mediante el pago de su cláusula de rescisión, que era de diez millones de euros. El deportista no ha tenido demasiada fortuna en el país y este año ha jugado cedido en el Levante UD, participando en su remontada para asegurar la permanencia en Primera División.

 

El primer ejecutivo de la entidad, Antonio Fernández Monterrubio, desveló ayer que el Rubin ha presentado “un recurso que ni siquiera ha sido admitido”, tal y como le sucedió en su contencioso con la Real Sociedad. Tal y como adelantó Palco23, el conjunto donostiarra le reclama nueve millones de euros por el traspaso de Jonathas en 2016.

 

Este no es el único litigio que mantiene en curso el Granada CF, de cuyas resoluciones dependerá el presupuesto que maneje en 2018-2019, ya sin la ayuda al descenso que recibió este ejercicio. Por ejemplo, actualmente hay “entre tres millones y cuatro millones de euros bloqueados” por el cruce de demandas con el jugador ecuatoriano José Enrique Tin Angulo y con su club de procedencia, el Independiente del Valle. La entidad española ganó el primer juicio, pero los abogados han recomendado mantener el dinero parado hasta el fin del proceso que se inició hace dos años.

 

Por último, el directivo también admitió que su patrocinador principal hasta este año, la marca china de bebidas Energy Drink, también debe una parte de los cinco millones de euros que se acordaron a cambio de la publicidad en el frontal de la camiseta durante dos temporadas.