Líder en información económica del deporte

Clubes

El expresidente de Osasuna Miguel Archanco, detenido por la presunta desaparición de 3,7 millones para amañar partidos

Palco23

05 mar 2015 - 14:59

Por si los problemas deportivos del CA Osasuna no eran suficientes, la entidad navarra ahora sigue inmersa en un escándalo de corrupción que amenaza con dañar muy seriamente a su imagen. Miguel Archanco, expresidente del club de Segunda División, ha sido detenido hoy por la Policía, ante el presunto caso de amaño de partidos en la última temporada y la desaparición de 3,7 millones de euros que denuncia la actual junta directiva.

 

Miguel Archanco, expresidente Osasuna.
Miguel Archanco, expresidente Osasuna.

 

El arresto de Archanco se ha producido al  mismo tiempo que también se detenía al exgerente de Osasuna, Ángel Vizcay, y al exdirectivo Chuma Peralta, según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) en un comunicado. Los tres deberán declarar sobre la presunta desaparición del dinero de las arcas rojillas y justificar adónde fueron a parar esos 3,7 millones de euros y si realmente se destinaron a sobornar a equipos rivales, entre ellos RCD EspanyolReal Betis.

 

El Juzgado de Instrucción número 2 de Pamplona fue el encargado de ordenar al Cuerpo Nacional de Policía (CPN) que iniciara la investigación, después de que Luis Sabalza, actual presidente de Osasuna, denunciara que se habían producido "salidas de dinero poco justificadas". Entre las dudas a resolver por Archanco, queda por conocer “la finalidad real” de los pagos de 900.000 euros realizados el 1 de junio de 2013 a Cristina Valencia y Alberto Nolla, así como “la identidad del supuesto agente deportivo” que cobró 76.611 euros en diciembre de 2011.

 

Este problema es sólo la punta del iceberg de los problemas que dejó Archanco sobre la mesa de Osasuna. Cabe recordar que la abultada deuda contraída en los últimos años con la Hacienda Foral ha obligado a la actual dirección a acordar una especie de dación en pago, por la que el Gobierno de Navarra se ha convertido en la titular del estadio El Sadar a cambio de la deuda. El club tiene la opción de recuperar la propiedad si cumple con el calendario de pagos establecido.