18 May 2022 | 21:20

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Espanyol apuntala su beneficio y logra un préstamo de 22 millones gracias a la TV

El club consigue beneficios por segundo año consecutivo y este año ganará 1,17 millones, aunque los costes financieros asociados a la deuda con Rastar, bancos de inversión y Hacienda se comerán el 80% del resultado operativo.

Marc Menchén

24 nov 2017 - 04:58

El Espanyol logra un préstamo de 22 millones gracias a la TV

 

 

El RCD Espanyol continúa consolidando la rentabilidad de sus operaciones, pero la reestructuración motivada por el cambio accionarial sigue reflejándose en las cuentas anuales. El club logró el pulmón necesario con la entrada de Rastar Group, que invirtió 69 millones de euros y ha prestado otros 65 millones, pero también han sido necesarios créditos con terceros, que en 2017-2018 exigirán el pago de intereses por 5,22 millones. De ahí que el beneficio previsto para este año es de sólo 1,17 millones, frente a los 6,56 millones obtenidos durante el último ejercicio.

 

Fuentes de la entidad explican que este fuerte aumento de los costes financieros respecto a 2016-2017 se debe a los intereses que deben asumir por el servicio de la deuda con su máximo accionista, pero también con el resto de acreedores. Y, si bien el año pasado los costes financieros fueron casi nulos porque se compensaron con casi 4 millones de ingresos del mismo tipo, cabe recordar que en 2015-2016 fueron de casi 13 millones de euros, incluida una penalización de algo más de cinco millones por la cancelación anticipada del crédito sindicado para la construcción del estadio.

 

Durante el último año, el club perico volvió a acudir al mercado de capitales en busca de financiación, y obtuvo una línea de crédito de 40 millones de un banco de inversión especializado en fútbol, que está garantizada con los ingresos por televisión y de la que se han dispuesto 22 millones, según ha podido saber Palco23. De no mediar, refinanciación, este año devolverán 15,6 millones y en 2018-2019 los otros 7,56 millones. 

 

 

 

 

“Hemos contenido la deuda, equilibrado el presupuesto y es el segundo año consecutivo en beneficios”, defiende la entidad, cuya deuda neta en términos de LaLiga ha pasado de 61,8 millones a 72,15 millones, aunque el aumento se debe en compromisos a largo plazo.

 

Ello, en un momento en el que el grupo de Chen Yansheng difícilmente puede aportar más recursos, debido a las restricciones de China a las inversiones en deporte en el extranjero. Un contratiempo que chocaba con las necesidades del club, decidido a elevar el nivel de la plantilla para reenganchar a la afición sin olvidar la devolución de algunas losas del pasado, como la factura de la Agencia Tributaria.

 

La ventaja de los créditos de su máximo accionista es que son a largo plazo, con opción de ser refinanciados o incluso nuevamente capitalizados. Según el calendario previsto, la primera gran devolución de dinero a Rastar sería en 2019-2020, con 34 millones, en 2020-2021 vendrían otros 6,26 millones y los 25 millones restantes tienen vencimiento a más de cinco años vista.

 

De esta manera, han podido destinar los excedentes de caja al cumplimiento de compromisos más apremiantes como los de Hacienda, con la que este año se cancelarán los últimos 9,17 millones pendientes de la deuda aplaza, a la que hay que añadir 2,4 millones por intereses y recargos.

 

En términos de ingresos ordinarios, la previsión de la entidad dirigida por Ramon Robert es la de obtener una cifra récord de 75,1 millones de euros, un 9,8% superior a la de 2016-2017. La televisión tendrá un papel aún fundamental, con 51,14 millones y una mejora de dos millones respecto al ejercicio anterior gracias a los variables por rendimiento deportivo. Además, se complementará con 17,24 millones por ingresos en traspasos.

 

 

 

 

El área comercial crecerá un 30%, hasta 13,63 millones, gracias a que el patrocinio de Rastar ahora convivirá con Riviera Maya, que a principios de campaña renovó su acuerdo para convertirse en socio principal y volver como antaño al frontal de la camiseta; además, se contabilizará por primera vez una temporada completa de Innjoo, que figura en la trasera bajo los dorsales. Dentro de este epígrafe cabe destacar el merchandising, cuyo negocio ya se aproxima al millón de euros.

 

La factura por abonados y taquilla se estabilizará en torno a los 10,3 millones, un ámbito en el que el club tiene mucho campo por recorrer, pues cuenta con algo más de 27.000 abonados (su ambición es alcanzar los 30.000) y el RCDE Stadium tiene capacidad para 42.000 espectadores. Este año se han introducido mejoras con el estreno de Aramark como proveedor de restauración, que se ha complementado con la instalación de fan zones durante los días de partido.

 

Toda mejora de ingresos se está trasladando directamente a la inversión en personal, que en dos años se habrá doblado, desde los 30 millones de 2015-2016 a los 59,2 millones de euros previstos para 2017-2018. El grueso corresponde a la plantilla deportiva (155 personas), puesto que las remuneraciones de los empleados de oficinas, formado por unas 55 personas, sólo representan tres millones de euros. La amortización de inmovilizado, fruto de las adquisiciones de jugadores, supusieron 9,9 millones en 2016-2017, prácticamente el doble que un año antes, y en 2017-2018 subirán a once millones.

 

El consejo de administración defiende este aumento de la apuesta por el primer equipo porque el beneficio neto del último año “contribuye de forma significativa a la recuperación patrimonial” y les permite desarrollar un proyecto deportivo “que ayude al primer equipo blanquiazul a luchar por las posiciones de privilegio en LaLiga”. El sueño de Mr.Chen es jugar algún día la Champions League, aunque por el momento están consiguiendo no llegar al tramo final de los cursos sufriendo por amarrar la permanencia.