17 May 2022 | 06:20

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Espanyol asume un recorte del 13% en su tope salarial, hasta 53 millones

El club blanquiazul, que debe empezar a devolver la deuda con Rastar Group, también se verá penalizado por los resultados deportivos y su menor previsión de ingresos totales.

Palco23

02 jul 2018 - 09:42

El Espanyol asume un recorte del 13% en su tope salarial, hasta 53 millones

 

 

El RCD Espanyol deberá hacer una plantilla más competitiva con menos recursos. El club calcula que su límite salarial para 2018-2019 se situará en 53 millones de euros, lo que supone un recorte del 13%. Aun así, no será uno de los techos de gasto más bajos de la categoría, pues hay equipos que se deberán manejar con menos de 50 millones, entre ellos los recién ascendidos o los que tienen una masa social muy inferior.

 

Roger Guasch, director general corporativo, ha señalado este fin de semana que “la masa salarial estaba descompensada”, por lo que confían en poder armar una plantilla de garantías con menos costes. Otro de los motivos que explicarían la bajada del tope salarial es una hipotética previsión de menores ingresos o más obligaciones de deuda.

 

Por ejemplo, se ha conseguido hacer caja con la venta de Gerard Moreno al Villarreal CF por 20 millones de euros, que se computarán en 2017-2018 y liberan una de las nóminas más altas del vestuario, aunque también supone la pérdida de su mejor jugador.

 

Muestra de la necesidad de no depender de estos extraordinarios es que la mayor partida de gasto se verá reducida pese a que subirá la principal fuente de ingresos. En declaraciones a Cope, el primer ejecutivo avanzó que la factura por derechos de televisión pasará de 48,9 millones a 55 millones de euros. “Uno de los esfuerzos que debe hacer este club es subir los ingresos en la parte que no son los derechos televisivos”, señaló.

 

Guasch volvió a referirse a la campaña de abonados, con la que esperan facturar un millón de euros más y situar la recaudación por este concepto en torno a los ocho millones anuales. A día de hoy han renovado el 20% de los socios, un porcentaje similar al del verano pasado a estas alturas, aunque asumen que podría producirse un frenazo: “He de asumir esa pérdida para lograr hacer la fidelización por antigüedad y la corrección por edades que llegará la temporada que viene”, admitió. Actualmente, la entidad tiene unos 22.000 miembros con asiento.

 

La entidad deportiva también confía en activar nuevas líneas de negocio en los próximos meses, con la apertura de una tienda oficial en el centro de Barcelona y la ejecución de un plan de transformación digital junto a Deloitte. Sobre el segundo proyecto, la dirección señala que “va a contribuir en el objetivo de lograr una presencia de marca del club en el entorno digital” con el fin de “aumentar la experiencia del consumidor, la fidelización de los socios y simpatizantes, el desarrollo de líneas de negocio como el e-commerce”, entre otros.