17 Ago 2022 | 12:50

Líder en información económica del deporte

Clubes

El consorcio saudí se retira de la operación de compra del Newcastle tras las presiones

El club propiedad de Mike Ashley había finalizado el período de negociaciones exclusivas sin alcanzar un acuerdo y había entablado negociaciones con el empresario estadounidense Henry Mauriss.

Palco23

30 jul 2020 - 16:12

El consorcio saudí se retira de la operación de compra de Newcastle tras las presiones

 

 

Arabia Saudí renuncia a la compra del Newcastle. El consorcio saudí que había liderado las negociaciones con el club de la Premier League ha anunciado en un comunicado que no continuará las conversaciones con Mike Ashley, propietario del mismo, tras concluir el período de exclusividad.

 

“Lamentamos retirarnos porque estábamos comprometidos a invertir en una gran ciudad y creíamos que podíamos devolver al club donde le corresponde históricamente”, ha anunciado el consorcio que lideraba la operación de compra. Los empresarios alegan que  “desafortunadamente, el proceso se ha prolongado y bajo las circunstancias actuales y la incertidumbre global no es viable realizar una inversión como esta”.

 

La realidad es que la industria del fútbol había presionado a Ashley para renunciar a la venta al grupo inversor saudí. El canal BeIN Sports, propietario de los derechos de la Premier League en Oriente Medio, había solicitado formalmente no vender el club a un país acusado de piratear su señal y mientras se producían dichas negociaciones irrumpió la presencia del empresario estadounidense Henry Mauriss, que según BBC ofrecerá 350 millones de libras (383,6 millones de euros) por adquirir el Newcastle, una oferta superior.

 

Los fondos soberanos de Arabia Saudí habían ofrecido 300 millones de libras, y Ashley había trasladado inicialmente la decisión de captar hasta 400 millones por la venta del Newcastle, por lo que la operación de Mauriss se aproxima más a dicha cantidad. El consorcio saudí señala en su comunicado que “como suele ocurrir con los procesos que se demoran, el tiempo se convierte en un enemigo para la transacción, especialmente en este escenario marcado por los retos de la pandemia”.