20 May 2022 | 02:45

Líder en información económica del deporte

Clubes

El CF Badalona cesa su actividad deportiva tras desavenencias con el Ayuntamiento

El club catalán, que ha quedado octavo en el grupo 3 de Segunda División B, ha anunciado que abandona la competición por la falta de respuesta del consistorio del municipio barcelonés. A principios de febrero el Ayuntamiento tuvo un encontronazo similar con el Joventut.

Palco23

29 may 2018 - 11:14

 

 

El fútbol queda suspendido en Badalona. El club de la ciudad barcelonesa anunció anoche en las redes sociales el cese inmediato de toda la actividad deportiva de la entidad. A falta de la publicación de un comunicado en el que se detallen los motivos de esta decisión, desde las oficinas del club se señala al Ayuntamiento y a la alcaldesa del municipio, Dolors Sabaters, como principales responsables de que se haya tomado esta medida.

 

No es la primera desavenencia que ha tenido el club con el Ayuntamiento gobernado por Guanyem Badalona en Comú. A mediados de 2014 se aprobó la licitación de la subasta pública para la venta de los terrenos del antiguo Campo del Centenario, que serviría para financiar el futuro estadio municipal situado en Montigalà y que se estrenó a principios de 2017. Dos meses antes de la apertura del nuevo recinto, la relación entre el gobierno local y el CF Badalona fue tensa. El principal punto de desacuerdo: la publicidad.

 

Según publicó en su momento El Punt Avui, tras la venta de la superficie que ocupaba el antiguo campo y que era propiedad del club, la entidad deportiva debía ingresar hasta un millón de euros y obtener otras propiedades a cambio de la inversión realizada en el estadio municipal. Este tira y a floja se alargó con el Ayuntamiento. El gobierno local era el que se iba a hacer cargo del mantenimiento del espacio, cuyo coste rondaba los 270.000 euros.

 

 

 

 

Desde el club se quería gestionar tanto el bar como la publicidad del campo, una intención a la que se negaron desde la Administración municipal, ya que acorde a ellos era ilegal y estos activos debían salir a concurso público. A finales de marzo de 2017 el Ayuntamiento y el CF Badalona llegaron a un acuerdo por el cual la entidad debía recibir 100.000 euros en subvención y 109.000 euros por patrocinio.

 

Los encontronazos con el gobierno local continuaron hasta mediados de julio de ese año cuando se trazaron nuevas líneas de colaboración. Sin embargo, la actual falta de respuesta del ejecutivo ha provocado, según el club, el cese de su actividad.

 

A falta de un comunicado por parte de ambas entidades para esclarecer la situación, la alcaldesa ha comentado por Twitter que “la tarea y trayectoria deportiva del CF Badalona son un activo muy importante para la ciudad. Desde el Ayuntamiento hemos apoyado y resuelto muchos temas pendientes. La junta ya sabe que la gestión del dinero público exige unas condiciones ineludibles para el club y que nos tienen a su lado”.

 

Este anuncio llega meses después de que el club de baloncesto de la ciudad, el Joventut de Badalona, advirtiera al Ayuntamiento que si no desbloqueaba la ayuda que se había comprometido a abonar a la entidad, entraría en liquidación. Semanas después, el consistorio desbloqueó 160.000 euros para el pago de las nóminas y una subvención de 450.000 euros para pagar las facturas.