Líder en información económica del deporte

Clubes

El Celta demanda al Ayuntamiento de Vigo para anular el convenio de reforma de Balaídos

El presidente y máximo accionista del club, Carlos Mouriño, ha asegurado que la reforma del estadio tendrá un sobrecoste de 30 millones de euros para el ayuntamiento. 

Palco23

07 may 2021 - 17:04

El Celta demanda al Ayuntamiento de Vigo para anular el convenio de Balaídos

 

 

Guerra entre el Celta y la ciudad de Vigo. El estadio de Balaídos, que está pendiente de remodelarse, supondrá al Ayuntamiento de Vigo un sobrecoste de 30 millones de euros. La propiedad del estadio pertenece al Ayuntamiento de Vigo, que ha sido demandado por la entidad celeste tras las discrepancias del presidente con el consistorio.

 

A través de una comparecencia pública durante la mañana de hoy, el presidente de la entidad celtiña, Carlos Mouriño, ha asegurado que está en proceso de anular el convenio de cesión de la reforma del estadio de Balaídos.

 

“No queremos aceptar los egos de nadie, ya que el Celta está por encima de su propiedad, de su presidente y del alcalde de la ciudad”, ha comentado al respecto Mouriño.

 

El movimiento choca con las perspectivas de futuro de la entidad, que puso en marcha un plan para anclar el club a Vigo y su zona metropolitana, junto con la construcción de una nueva ciudad deportiva con 37.000 metros cuadrados de superficie.

 

 

 

 

La temporada pasada, la 2019-2020, que estuvo marcada por el impacto del Covid-19 y la suspensión de la competición durante los meses de confinamiento, la entidad cerró el ejercicio con diez millones de beneficio.

 

De cara a la actual temporada, el club prevé tener unas pérdidas de 16 millones. “Teniendo estas pérdidas, hemos podido pagar trece millones de la ciudad deportiva y no tenemos ninguna deuda con nadie”, ha destacado Mouriño.

 

El club, que cuenta con una plantilla de unos 200 empleados, hizo frente a la llegada del Covid-19 sin tener que recurrir a un expediente de regulación de empleo (Erte) y sin implementar ninguna medida ni con empleados ni con jugadores.