02 Oct 2022 | 01:42

Líder en información económica del deporte

Clubes

El CE Sabadell busca 2,4 millones para evitar el concurso de acreedores

M.M.A.

10 mar 2015 - 12:38

El Centre d'Esports Sabadell pondrá este próximo lunes en marcha una nueva ampliación de capital por 2,4 millones de euros. La operación, adelantada por Palco23.com en noviembre, finalmente será inferior en comparación con los tres millones que se fijó inicialmente. Antoni Reguant, consejero del club catalán, advierte de que la captación de nuevos fondos "es vital" para el futuro de la entidad, que actualmente se encuentra en causa de disolución y podría verse abocada al concurso de acreedores.

 

El dirigente admite que ser el colista de la Liga Adelante no ayuda en la búsqueda de nuevos inversores, ya que las "diferentes propuestas" que han llegado a las oficinas de la Nova Creu Alta están todas "condicionadas a la permanencia" del equipo en Segunda División. Reguant asegura que el dinero no es para pagar a Hacienda, con la que ya se logró saldar una deuda de 1,3 millones gracias a un préstamo ofrecido por un inversor cuya identidad no ha trascendido, y que cobrará un interés del 6,5% durante los tres años en que debe amortizarse.

 

El dinero serviría previsiblemente para pagar este crédito y las nuevas deudas que haya ido generando la entidad durante los últimos meses. Reguant asegura que está trabajando con el presidente del club en distintos escenarios, aunque se desconoce si el japonés Keisuke Sakamoto volverá a inyectar más dinero tras los 2,5 millones que desembolsó en 2011 para tomar el 64,95% del CE Sabadell.

 

Esta incógnita quedará desvelada a partir del 15 de abril, fecha límite para que los actuales accionistas compren nuevos títulos, a 60,10 euros cada uno, en proporción a su actual paquete accionarial. En una segunda fase, que se extenderá hasta el 15 de mayo, los socios que hayan acudido a la ampliación de capital en un primer momento podrán comprar más acciones de las que les correspondería. Hasta el 15 de junio, ya con la temporada concluida, se daría opción a la entrada de nuevos inversores, que podrían tomar su decisión sabiendo ya si el CE Sabadell sigue en Segunda División o ha descendido de categoría.

 

El club cerró la temporada 2013-2014 con unos ingresos de 4,8 millones y unas pérdidas de 2,42 millones de euros, que se sumaban a unos números rojos de 5,3 millones de ejercicios anteriores, según la información hecha pública por la propia junta directiva. La deuda, tanto con entidades financieras como otros acreedores, ronda los 5,8 millones, mientras que las pérdidas acumuladas ya han provocado unos fondos propios negativos de 3,1 millones.