24 Ene 2022 | 11:20

Líder en información económica del deporte

Clubes

EL CD Leganés simplifica su consejo de administración tras el ascenso a Primera

El club, que ha debutado esta temporada en la Liga Santander, ha decidido amortizar dos de las plazas del consejo de administración, después de dar un impulso a la profesionalización de su estructura.

M.Menchén

12 abr 2017 - 04:59

 

El CD Leganés ha decidido contar con un consejo de administración que agilice la toma de decisiones. El club, que este año ha debutado en la Liga Santander, ha modificado sus estatutos, en el apartado relativo a la composición y nombramiento del consejo. En virtud del mismo, ha decidido reducir de cinco a siete el número de miembros del consejo de administración. Al frente del mismo continúa Victoria Pavón, presidenta y una de las máximas accionistas junto a su marido, Felipe Moreno, que ejerce como vicepresidente y vocal.

 

La simplificación, según consta en el Registro Mercantil, ha supuesto la salida de Alberto Moreno Pavón, hijo de los máximos accionistas, y Arancha Martínez, que estaba en representación de la mercantil Invermercados de Valores y que forma parte del núcleo más cercano del matrimonio. De hecho, el administrador único de esa sociedad es el propio Felipe Moreno, que junto a su mujer adquirió la propiedad del equipo de fútbol en 2008 para rescatarlo de la quiebra. Un portavoz del club explica que se trata de una simple reducción del consejo, y que no hay ningún motivo adicional que explique este cambio.

 

Junto a ambos, que habían logrado generar su riqueza en el sector inmobiliario, el consejo de administración lo completan: Ángel Sánchez, consejero y secretario que ha desarrollado su carrera en el sector de la banca; Juan Antonio Ortiz, empresario de Fuenlabrada que no es accionista, pero que trabaja en la promoción del deporte en la ciudad, y María Esperanza Pavón, hermana de la presidenta y vocal en representación de la mercantil Hause La Fuente.

 

Ninguno de ellos cobra por sus atribuciones como consejero, aunque Victoria Pavón y Felipe Moreno sí perciben una retribución anual por el ejercicio de las funciones directivas. Además de ellos, la entidad emplea a un total de quince personas en el área de gestión, mientras que en la parcela deportiva se contabiliza una veintena de personas, entre ellas el secretario técnico, Txema Indias, incorporado en 2015 en la primera fase de profesionalización del club, ya que hasta entonces era el hijo de Pavón y Moreno, Felipe, quien asumía estas funciones.

 

 

Las modificaciones introducidas se producen en un ejercicio marcado por el fuerte salto económico que ha dado el CD Leganés. En cuatro temporadas, el club ha pasado de facturar apenas un millón de euros a más de 40 millones para 2016-2017, período en el que ha pasado de militar en Segunda B a poder codearse con FC Barcelona y Real Madrid. Su paso por Primera, de cumplirse el presupuesto, ayudará a compensar las pérdidas registradas en el camino hacia la Liga Santander, pero además ha animado al club a realizar determinadas inversiones para sentar las bases de su futuro.

 

Aunque en un primer intento el proyecto se ha topado con la oposición vecinal, la dirección quiere invertir 1,6 millones de euros en unas nuevas instalaciones de entrenamiento que faciliten el trabajo del primer equipo y hagan más atractiva la institución de cara a competir con el resto de clubs de su nivel en la captación de futbolistas. Y es que hasta hoy, el Lega ha logrado todos sus éxitos conformando la plantilla con deportistas cedidos. ¿Será la permanencia su siguiente logro?