22 May 2022 | 15:24

Líder en información económica del deporte

Clubes

El CD Leganés renuncia a crear dos palcos VIP tras las quejas de los aficionados

El club, que baraja acometer una ampliación de Butarque hasta los 16.000 asientos, había anunciado que debería reubicar a los socios de Tribuna Alta para cumplir con algunos requerimientos, pero ahora buscará una solución alternativa.

Palco23

30 may 2017 - 13:53

El Deportivo Leganés ha logrado un importante aumento de su masa social gracias al ascenso a Primera División, y no quiere dilapidar ese capital. Por ello, el club ha anunciado que renuncia al proyecto para habilitar dos zonas VIP anexas al palco presidencial de Butarque, que iban a obligar a reubicar a parte de los socios, motivo que había generado críticas entre la afición.

 

“La entidad pepinera buscará una solución a lo largo de la temporada con la que atender las obligaciones institucionales y protocolarias, y así poder seguir creciendo como club sin perjudicar a su masa social”, ha explicado la dirección en un comunicado. En este sentido, recuerdan que los socios son el “principal activo” que tienen, como demuestra que tras el ascenso tuvieron que ampliar las gradas para satisfacer la demanda de abonos.

 

El club recuerda que la creación de dos nuevos espacios privados pretendía “subsanar los problemas institucionales y protocolarios sufridos en la pasada temporada en Primera División, los cuales generaron importantes perjuicios al club”. No hay que olvidar que los patrocinadores acostumbran a reclamar como parte de sus contratos entradas privilegiadas para los partidos, y lo mismo La Liga para clientes.

 

El Leganés intentó compensar a los socios de Tribuna Alta que iban a ser desplazados con la preservación del mismo precio, pero igualmente no logró atajar las críticas. Ello, pese a que el cambio tampoco era brusco: seis asientos más hacia los extremos en los casos de las tres primeras filas, y once en las seis filas superiores. En total, Butaque cuenta con un aforo para aproximadamente 12.000 personas, que a medio plazo se querría ampliar a 16.000 asientos.