18 Ago 2022 | 00:58

Líder en información económica del deporte

Clubes

El CD Leganés cifra en hasta cinco millones de euros la pérdida de ingresos por el Covid-19

De no haberse podido finalizar la temporada sobre el terreno de juego, el agravio económico hubiera sido de hasta 16 millones de euros.

P. López

18 jun 2020 - 04:59

El 85% de los ingresos del CD Leganés proceden de los derechos audiovisuales

 

 

El CD Leganés es uno de los equipos de LaLiga que más ha intensificado su actividad comercial en las últimas semanas, y la firma de dos patrocinadores en los últimos siete días es la prueba de ello. Lo admite su director general, Martín Ortega, al asegurar que “lo principal para salvar la temporada desde la perspectiva económica era salvar la competición”. Con su vuelta al terreno de juego ha fichado a Dione como espónsor para la manga de la camiseta y a Vitaldent, que tiene visibilidad en el pantalón, dos acuerdos que contribuirán a un negocio, el del patrocinio, que el año pasado representó el 5,9% de los ingresos totales del club, con 4,7 millones de euros.

 

“Tras el Covid-19 estamos analizando a cada espónsor caso por caso, dándoles múltiples opciones para que continúen con nosotros, aunque quizás haya algún caso muy asilado que no pueda continuar o que nos haya planteado revisar el contrato”, explica el director general a Palco23. Aunque si hay una partida de ingresos fundamental para el club pepinero, esa es la televisión.

 

“El 85% de nuestros ingresos anuales vienen de la venta de derechos audiovisuales; no finalizar la competición habría supuesto un perjuicio económico demasiado importante”, asegura. También se hubieran devaluado los espónsors o el club se hubiera visto obligado a renegociar, ya que sin jugar la visibilidad de las marcas se hubiera visto reducida. Eso, sumado a la celebración de partidos a puerta cerrada y a la consecuente devolución o compensación de entradas y abonos, elevaba la pérdida de ingresos hasta 16 millones de euros si el torneo no se hubiera reanudado.

 

 

 

 

Haber vuelto a saltar al terreno de juego provocará una pérdida de ingresos inferior, de entre tres y cinco millones de euros por los abonos y las entradas, según las estimaciones de la entidad. “Podría haber compensación a los socios audiovisuales, pero aún es pronto para saberlo”, apunta Ortega.

 

La fidelización de abonados ha sido otra de las acciones estratégicas que ha trabajado el club, que ha tomado la decisión de regalar el 100% del abono de la temporada 2020-2021 a los aficionados que no reclamen la devolución proporcional por los cinco partidos que se disputarán a puerta cerrada.

 

Ortega espera salvar las cuentas pese al Covid-19, en gran medida gracias a la venta de jugadores como Martin Braithwaite, rumbo al FC Barcelona, y Youssef En-Nesyri al Sevilla FC, dos operaciones que suponen una plusvalía de 38 millones de euros, aproximadamente. “Han sido dos ventas importantes que hacen que llevemos mejor la situación económica derivada del coronavirus, pero es innegable que de cara al año que viene todos los clubes veremos reducido el límite salarial de manera considerable”, anticipa, sobre un recorte que establecerá LaLiga una vez finalizada la temporada.

 

Dichas operaciones han permitido aliviar la cuesta de resultados del club, que pactó con los jugadores una reducción del 16% del salario si LaLiga no se reanudaba. “Al resto de trabajadores y personal no deportivo no se les recortó el salario porque era el club el que debía dar la cara por ellos y no al revés”, apunta Ortega. Eso sí, la vuelta de LaLiga también provocará que el club pague la totalidad de los salarios al primer equipo, que es el que se está jugando el descenso a Segunda División.