21 May 2022 | 17:29

Líder en información económica del deporte

Clubes

El CB Estudiantes sale al mercado en busca de cinco millones de euros

El club de baloncesto, que en enero culminó una ronda de 900.000 euros, ha convocado a sus accionistas para ampliar el capital social y reducir la deuda, donde pesan los cinco millones con Hacienda.

Patricia López

10 oct 2019 - 04:59

El CB Estudiantes pondrá en circulación 833.333 nuevas acciones valoradas a seis euros por cada participación

Fuente de la imagen: ACB Photo / E Candel

 

El CB Estudiantes vuelve a salir al mercado en busca de los recursos que le den estabilidad. Más de ocho años después de que el club abandonara el concurso de acreedores, la entidad quiere dar un paso adelante para continuar reduciendo la elevada deuda que en 2010 le hizo estar cerca de la suspensión de pagos. Para ello, el Estu ha convocado una junta extraordinaria de accionistas para aprobar una ampliación de capital por 4,99 millones de euros, una cantidad que representa aproximadamente el 64% del capital.

 

La inyección de recursos se realizará mediante la emisión de 833.333 nuevas acciones ordinarias con un valor nominal de seis euros, siempre que los accionistas den su visto bueno en la junta de accionistas, que se celebrará el siete de noviembre. “Es una operación que dará estabilidad al club”, afirman fuentes del CB Estudiantes, cuyo mapa accionarial podría cambiar sustancialmente.

 

Las fuentes consultadas por Palco23 prefieren no dar detalles de la operación, que daría la mayoría del capital a un nuevo accionista si es quien suscribe el total de los nuevos títulos. Actualmente, el mayor accionista es la Fundación Estudiantes, que ostenta un 20%, seguido del Club Baloncesto Estudiantes, que controla el 6,5%. Le siguen Fernando Galindo y Vicente Olivenza, con más de un 5% cada uno.

 

 

 

 

Esta no sería la primera vez que un club de la ACB recurre a una ampliación de capital para garantizar la viabilidad del proyecto. El Club Joventut de Badalona, tras estar al borde de la liquidación, dio entrada a Scranton Enterprises, que aportó 3,7 millones de euros para comprar la entidad.

 

De realizarse la ampliación, se desconoce si el Estu pasará a estar controlado por un único inversor que aportará todo el capital, lo que supondría una reestructuración de calado del reparto accionarial. También podría ocurrir que los accionistas actuales acudieran a la ronda y se mantuviera la estructura de la propiedad, o que la entidad siguiera atomizando su accionariado con la entrada de nuevos socios, como ocurrió en enero de 2019. Fuentes del club han optado por no ampliar información hasta que los socios aprueben la operación en la junta de accionistas.

 

El importe de la ampliación coincide con los cinco millones de crédito privilegiado que al club le restan por pagar a la Agencia Tributaria; al margen, la entidad tiene dos millones más de deuda subordinada y ordinaria del concurso de acreedores al que se acogió en marzo de 2010. Un año y siete meses después, abandonó la tutela judicial tras pactar con los acreedores y comprometerse a cumplir con las obligaciones asumidas en el convenio en base a un plan de viabilidad.

 

Durante los últimos años el club ha cumplido con el calendario de pagos, y ahora desea reducir su pasivo mediante esta ampliación de capital para poder invertir más en plantilla. Cabe recordar que al salir del concurso la deuda era de doce millones de euros, una cantidad que el club ha ido reduciendo tratando de no endeudarse más y ajustando el presupuesto a costa de renunciar a competir al más alto nivel en España, como hizo durante los años, ochenta, noventa y la primera década del siglo XXI.

 

 

 

 

También lo ha hecho apoyándose en sus accionistas y aficionados, ya que en enero culminó una ampliación de capital por más de 918.000 euros, en la que participaron más de 460 personas. Los recursos se destinaron a reforzar el equipo y reducir la deuda, pero no cumplió con el objetivo de levantar 1,02 millones de euros en el plazo acordado. Fuentes del club apuntan a que algunos accionistas e interesados llegaron tarde a la ampliación, que acabó despertando interés en la masa social afín a la organización colegial.

 

Ante esa situación, el Estu decidió que la Fundación Estudiantes, como mayor accionista, vendería sus participaciones para favorecer la entrada de nuevos socios, hasta superar los 8.000 socios. Como resultado, la fundación y el club perdieron representación en el accionariado en favor de la entrada de nuevos inversores.

 

En esa estabilidad que busca el club juega un papel relevante Telefónica, que la pasada temporada renovó el contrato de patrocinio principal de Movistar hasta 2021, el año en que finaliza el acuerdo audiovisual de la plataforma de televisión de pago con la ACB. El acuerdo con el Estu abarca más allá del title right del equipo y la visibilidad que tiene la marca en la camiseta de juego y en el WiZink Center durante los días de partido.

 

 

 

 

“Con este patrocinio estamos trabajando en herramientas que ayuda a los entrenadores del club a preparar las estrategias y luchar por la competición, y esperamos continuar siendo útiles a la entidad”, comentó Emilio Gayo, presidente de Telefónica España, durante la presentación de la renovación.

 

El equipo también ha renovado a Asisa y ha incorporado a Wibo como proveedor técnico durante los últimos meses. Son acuerdos de calado, ya que el patrocinio aporta aproximadamente el 50% del presupuesto, que en la temporada 2018-2019 fue de seis millones de euros. Alrededor de tres millones se destinaron al primer equipo, mientras que el resto se empleó en cubrir los gastos de estructura, el mantenimiento de las instalaciones y la activación de patrocinio, así como la cantera y el equipo femenino, que recibieron 500.000 euros.

 

En las categorías inferiores juegan 2.000 niños y niñas, incluidos 200 atletas con discapacidad que forman la cantera inclusiva más grande del baloncesto europeo. La cantera contribuye al buen hacer del club en términos de asistencia a los partidos del primer equipo, que durante la temporada pasada logró desbancar al Real Madrid como tercer equipo que más aficionados reúne en el pabellón, con 8.611 aficionados, el mejor promedio de las tres última campañas.