Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Martes, 29 Septiembre 202004:00:08

Buscador

;Menu
h Clubes

El Bilbao Basket presenta concurso de acreedores para negociar con Hacienda

El club vizcaíno espera cerrar próximamente acuerdos con la Agencia Tributaria, a la que debe 2,8 millones, gracias a que ofrecerán como garantía el fondo de ascensos y descensos de la ACB.

29 Jun 2018 — 17:01
Palco23
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

El club debe a Hacienda un total de 2,87 millones y para saldar la deuda deben hacerse pagos de 360.000 euros durante ocho años

 

 

El Retabet Bilbao Basket empieza su andadura por LEB Oro con una débil situación económica. El club, recién descendido de la Liga Endesa, ha presentado este viernes concurso de acreedores con el objetivo de negociar una reestructuración y posibles quitas de la deuda acumulada. Su objetivo es asegurar la viabilidad y poder planificar la próxima temporada.

 

Una de las principales losas de deuda que tiene el club es con la Administración, pues el próximo 25 de julio vence el periodo de carencia que la concedió la Hacienda Foral. La administración tributaria vino concediendo aplazamientos durante todo 2016 y 2017, de manera que la deuda por IVA e IRPF se disparó de un año a otro, al pasar de 2,08 millones en 2015-2016 a 2,87 millones de euros en 2016-2017.

 

Según consta en las cuentas del club, a las que ha accedido Palco23, a partir de 2018-2019 deben hacerse frente a unas cuotas anuales de amortización de 358.892,6 euros durante ocho temporadas. A este importe se le suman 121.807,76 euros a la Seguridad Social.

 

 

 

 

Entre los principales acreedores del equipo de baloncesto también está Caja Rural de Navarra, con la que firmó un préstamo de un millón de euros en julio de 2016 con vencimiento en 2021. En este caso, las cuotas son crecientes, pasando de 71.571 euros este año a 193.008 euros en 2019, 199.763 euros en 2020 y más de 200.000 euros hasta cancelar la deuda a partir de entonces.

 

El elevado volumen de deuda que tiene que afrontar hace necesaria la búsqueda de un acuerdo singular con Hacienda, como ya consiguieron en su día otros equipos profesionales tanto de ACB como de LaLiga. Entre los acreedores también habría miembros de la plantilla, una situación que no es nueva para el equipo, que en 2015 ya recibió una sanción de 200.000 euros por parte de la competición. También cabe destacar que el club tiene fondos propios negativos de 2,99 millones de euros, debido a unas pérdidas acumuladas de 4,58 millones de euros en los últimos años.

 

El tesorero del club, Carlos del Campo, ha señalado que “hemos trabajado con los acreedores para buscar un acuerdo, pero la naturaleza de alguno de los créditos exige entrar en esa fase concursal para poder llegar a acuerdos con todos los acreedores. El objetivo es hacerlo cuanto antes”.

 

El directivo se ha mostrado optimista sobre este nuevo proceso, porque tienen la intención de ofrecer como garantía a sus acreedores “el fondo de ascensos y descensos de la ACB”, que ya han solicitado aunque aún no han recibido contestación por parte de la patronal de clubes. Además, esperan una “posible recuperación de algo del canon de inscripción” a la Liga Endesa.

 

 

 

 

En la temporada 2016-2017, los ingresos ordinarios fueron de 2,4 millones, de los que 920.000 euros corresponden a abonados y 682.000 euros a publicidad y patrocinio. También hay que sumar 1,6 millones que consiguió en subvenciones.

 

El gasto del Bilbao Basket en esa temporada ascendió a 3,9 millones. El club destinó 2,4 millones a los salarios de la plantilla, mientras que los gastos operativos alcanzaron los 1,5 millones. En total, el club perdió 36.000 euros.

 

La entidad deportiva también ha presentado este viernes a su nuevo director general, Javier Barcala, ingeniero industrial que sustituye en el cargo a Diego Sáenz. Su objetivo será “innovar con ilusión y gestionar con rigor para garantizar un entorno de tranquilidad” al área deportiva que facilite la consecución de sus objetivos.

 

“Venimos de situación complicada, con un ajuste drástico del presupuesto, pero quiero transmitir que en el escaso tiempo que llevo en el club he recogido ilusión y ganas de recuperar no ya solo la ACB, sino también el nivel del baloncesto que corresponde a una ciudad como Bilbao”, ha añadido, sobre una primera temporada en la que tendrán un presupuesto de 1,2 millones de euros. El próximo año tampoco seguirá Raúl López como director deportivo.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...