17 Ene 2022 | 17:36

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Betis tiene dos años para devolver 15 millones del crédito para el estadio

El club, que firmó el préstamo para la reforma del estadio antes del verano, deberá amortizar algo menos de cinco millones este ejercicio y 10 millones en 2018-2019. Presentará un presupuesto récord de 88 millones.

M.Menchén

25 oct 2017 - 05:00

El Betis tiene dos años para devolver 15 millones del crédito para el estadio

 

 

El Real Betis está aprovechando al máximo su regreso a  Primera División.  El club vivió una de sus temporadas más agitadas en 2016-2017, con la reforma del estadio Benito Villamarín y  la recompra de acciones para lograr la paz social al mismo tiempo. Un ritmo de actividad que su propia generación de caja no podía sostener y para lo que tuvo que solicitar un préstamo de 15 millones de euros en mayo de 2017.

 

Los tipos de intereses logrados son muchos mejores que los de antaño, pero  la amortización es mucho más acelerada de lo habitual en operaciones de este tipo. La memoria anual del último ejercicio, a la que ha accedido Palco23, revela que este año deberán cancelar 4,73 millones de euros, mientras que en 2018-2019 deberán abonar los 10 millones restantes. La identidad del prestamista no se hace pública.

 

Está por ver si el consejo de administración planteará una próxima refinanciación de esta deuda, ya que la próxima temporada coincidirá ese vencimiento de deuda bancaria con el pago de 7,06 millones de euros correspondientes a compromisos con entidades deportivas, esencialmente. Ello, tras un segundo año consecutivo que les llevó a realizar una gran inversión en el primer equipo. Muestra de ello es que los activos en balance asociados a la adquisición de jugadores pasaron de 8,07 millones a 37,24 millones de euros.

 

 

 

 

Muestra de la posible necesidad de buscar una refinanciación que relaje el ritmo de pagos es lo ajustada que ha estado la cuenta de resultados verdiblanca en los últimos dos años. El resultado antes de impuestos fue de 7.616 euros en 2015-2016 (3,98 millones netos por efectos impositivos), mientras que el último ejercicio se cerró con unas pérdidas mínimas de 528,3 euros. Ello, pese a que la facturación ordinaria pasó de 51 millones a 65,67 millones, esencialmente por el nuevo contrato de televisión y el continuo aumento de la base de abonados.

 

La senda alcista se mantiene para este año, aunque los derechos audiovisuales dejan de ser el motor, ya que incluso aportarán medio millón menos. En cambio, la apertura del Gol Sur y el nuevo aumento de la masa social, que ya supera las 50.000 personas, hará que los ingresos por socios y abonados suban un 7,6%, hasta 8,92 millones. El área comercial, con los nuevos patrocinios de Green Earth, Philips o Reale, y el área de hospitality, mejorará un 15%, con 7,57 millones de euros.

 

El negocio ordinario se verá impulsado este año con las plusvalías por traspasos, que superarán el agregado de los siete ejercicios anteriores con 16,21 millones de euros. El grueso corresponde al fichaje de Dani Ceballos por el Real Madrid, pero también se incluyen los fondos que han dejado las salidas de Bruno González y Jonás Martín.

 

 

 

 

Todos estos ingresos extra irán directamente a la inversión en el primer equipo, pues el gasto en personal pasará de 44,29 millones a 52,99 millones de euros, pese a que los sueldos que no corresponden al área deportiva se estancan en unos 2,2 millones. Sorprende el gasto en primas, que fueron de 6 millones en 2015-2016 y ascendieron a 9,4 millones el último año.

 

Las amortizaciones de inmovilizado sí que crecen a un ritmo muy superior al del negocio ordinario, con un alza del 65% y 15,73 millones. De hecho, el Betis es de los clubes de LaLiga al que se la ha autorizado un mayor gasto salarial para esta campaña, como ya publicó Palco23.

 

La situación de la entidad claramente ha dado un vuelco, e incluso su posición de tesorería revela una fuerte mejora, con 9,88 millones a junio de 2017. La solidez del balance es la que ha posibilitado articular este año una operación que aspira a zanjar definitivamente los litigios con Manuel Ruiz de Lopera y que la propiedad del club vuelva estar muy repartida entre los aficionados.

 

Por un lado, la entidad deportiva recupera 36.869 acciones que tenía el expresidente y que ha quedado probado que se hizo con ellas de forma fraudulenta. Posteriormente, cada accionista o abonado podrá comprar 10 acciones como máximo, a un precio de 120 euros cada una. A cambio, se modificará la acusación para que la pena máxima sea de seis meses por apropiación indebida.

 

En paralelo, el club pagará 8,85 millones de euros para hacerse con el 10,96% restante de Farusa, la mercantil de Lopera, y otros 7 millones a Bitton Sport, sociedad de Luis Oliver, por su 8,67%. Es decir, que en total desembolsarán 687,46 euros por acción, valorando el 100% del Betis en 80,78 millones de euros. Posteriormente, y como ya anunció el club, se podrán esas acciones a la venta a un precio de 476,69 euros, con la idea de que todos los grandes accionistas renuncien al derecho de suscripción preferente y se dé entrada a nuevos aficionados. ¿Podrá la SAD funcionar como un club social?