27 Ene 2022 | 18:42

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Barça retrasa a 2020 el estreno de la franquicia de fútbol femenino en EEUU

Las negociaciones para dar con la ubicación idónea en California, así como el vacío de poder existente en la National Women Soccer League (Nwsl), han obligado a demorar un año más el proyecto más ambicioso del club en este mercado. En España, Stanley Black&Decker lucirá en la camiseta.

M.Menchén

31 jul 2018 - 05:00

El Barça retrasa a 2020 el estreno de la franquicia de fútbol femenino en EEUU

 

 

El FC Barcelona tiene claro que el fútbol femenino es una de sus vías de crecimiento a futuro. Tanto, que por primera vez el primer equipo de mujeres ha acompañado a la plantilla de Ernesto Valverde en la gira de Estados Unidos. Se trata de una iniciativa con la que el club quiere visualizar su apuesta por esta disciplina y que empiece a ganar dimensión internacional, ya que internamente tienen asumido que el estreno de la franquicia de mujeres en este país volverá a sufrir un retraso, ahora hasta 2020, según admiten a Palco23.

 

El proyecto inicial contemplaba que el equipo debutara en la National Women Socccer League (Nwsl) de 2018, toda vez que la junta directiva lo avaló en su plan estratégico 2015-2021, como ya adelantó este diario, y lo validó en junta directiva en 2017. Sin embargo, varios factores han provocado que el debut se aplazara primero a 2019 y, ahora, a 2020. Desde el vacío de poder en la oficina blaugrana de Nueva York (ahora ya resuelto con la promoción de Xavier O’Callaghan) y en la propia competición, sin comisionado desde hace más de un año, a las dificultades para encontrar una sede.

 

“Continuamos teniendo conversaciones activas con un número potencial de posibilidades de expansión y estamos dando los pasos necesarios para asegurarnos de que traigamos a los propietarios adecuados en el momento correcto”, señala un portavoz de la Primera División femenina del país. Es decir, que no hay un plan inmediato para ampliar un torneo que se disputa anualmente de marzo a octubre. Desde el Barça, por su parte, señalan que durante esta gira “se seguirá avanzando en el plan de desarrollo del fútbol femenino en Estados Unidos, en el marco de la Nwsl. De este modo, el FC Barcelona daría un paso muy importante en su estrategia de consolidar su condición de marca global”.

 

 

 

 

La necesidad de ampliar la el número de equipos por parte de la competición ya no sólo responde al creciente interés del fútbol femenino, sino también a que en 2018 se ha producido la retirada de los Boston Breakers, rebajando la liga de diez a nueve equipos. El resto de participantes son las Chicago Red Stars, FC Kansas City, Houston Dash, North Carolina Courage, Orlando Pride, Portland Thorns FC, Seattle Reign FC, Sky Blue FC en Nueva Jersey y Washington Spirit.

 

El Barça tiene claro que el mayor potencial de crecimiento lo conseguirá en la Costa Oeste, y Los Ángeles se ha convertido en la ciudad con más opciones para albergar la futura franquicia. De hecho, el propio club ha confirmado que mantiene negociaciones, aunque no avanzadas, con Los Ángeles FC, controlado entre otros por el dueño de los Golden State Warriors y que este 2018 ha debutado en la MLS.

 

Esta alianza daría mucha más potencia al proyecto y resolvería cuestiones logísticas, pues el equipo norteamericano ya tiene un estadio propio (el Banc of California Stadium) y un centro de entrenamiento acorde a las exigencias competitivas blaugranas. Por el contrario, exige una negociación más compleja a la hora de definir la identidad del equipo, como por ejemplo si se incorporan los nombres de Los Ángeles y Barcelona en el naming o si el blaugrana manda en las equipaciones.

 

 

 

 

Es una cuestión básica para dar sentido a la réplica del equipo femenino de la Liga Iberdrola en Estados Unidos, pues en el aspecto deportivo ya está decidido que sean diferentes. En ningún caso se utilizará como un filial del equipo que compite en Europa, para que no pueda interpretarse como una iniciativa para que futbolistas europeas jueguen allí cuando acaben aquí las competiciones oficiales. La intención es que ese equipo esté plenamente integrado en la sociedad y pueda ser un vehículo adicional para colaborar con la comunidad local.

 

Cómo hacerlo se ha puesto en práctica durante la última semana, en la que el equipo entrenado por Fran Sánchez ha participado en actos promocionales de Nike, en un clinic patrocinado por Rakuten y con un partido amistoso frente al SoCal FC de la Women’s Premier Soccer League, el equivalente a la Tercera División. Las blaugrana golearon por 0-5 y dejaron claras las diferencias de nivel futbolístico, además de estrenar con éxito el patrocinio principal de Stanley Black&Decker en la camiseta. Ellas, en Europa, ya comienzan a generar negocio.