17 Ene 2022 | 16:24

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Barça refuerza la delantera en Asia: ficha a un ejecutivo de Up2You para dirigir la oficina de Hong Kong

Jordi Camps, que llevaba un año en la agencia de márketing deportivo, trabajó dos años en el club blaugrana y tiene experiencia en Brasil. Reportará a Xavier Asensi, ascendido a director comercial del Barça antes del verano.

Marc Menchén

31 ago 2017 - 05:00

El Barça ficha a un ejecutivo de Up2You para dirigir su negocio en Asia

 

El FC Barcelona suma un nuevo efectivo para atacar el mercado asiático. El club ha culminado la reorganización de su área comercial, después de que Xavier Asensi abandonara el liderazgo de la oficina de Hong Kong para asumir la dirección comercial de toda la entidad. Su sustituto será un viejo conocido en las oficinas del Camp Nou, ya que, según ha podido saber Palco23, se ha fichado a Jordi Camps como responsable de la delegación en Asia-Pacífico.

 

El ejecutivo, de 33 años, llega procedente de la agencia Up2You Sports Marketing, que en los últimos años se ha hecho fuerte con proyectos como los patrocinios en La Liga de marcas como Bwin, Mail Boxes o Volkswagen. A esta firma llegó tras dos años en Industrias Químicas del Vallés, donde fue jefe de márketing y ventas internacionales.

 

Fue un breve paréntesis a su trayectoria en la industria del deporte, ya que entre 2012 y 2014 trabajó en el área de patrocinios del Barça y colaboró en el diseño de la estrategia comercial de las secciones polideportivas, que en 2015 consiguieron el patrocinio principal de Lassa Tyres. Licenciado por la Universitat Pompeu Fabra, entre 2006 y 2012 vivió entre Barcelona y Sao Paulo, primero trabajando en Imago Group y después en la marca de artículos deportivos Penalty.

 

 

Camps reportará directamente a Asensi, que desde Barcelona coordinará el trabajo de la oficina de Hong Kong, así como el que en Nueva York realiza Arno Trabesinger, fichado en 2015 procedente de la agencia WWP para dirigir el negocio comercial en el continente americano. Bajo su responsabilidad también está Juli Ferré, que en 2013 dejó la Fiba para fichar por el Barça y hoy se encarga de la gestión de proyectos comerciales en Europa, África y Oriente Medio.

 

El ascenso de Asensi se produjo a comienzos de junio tras haber convertido la delegación de Hong Kong en una importante palanca de ingresos, como adelantó Palco23. Desde antes del verano es el número dos del área de generación de ingresos, que lidera Francesco Calvo. Su llegada a la entidad deportiva se produjo en 2010, y desde 2011 se encargó de dirigir la búsqueda de nuevos negocios en Asia.

 

En los despachos del Camp Nou siempre han valorado la evolución que experimentaron los ingresos blaugrana en este continente gracias a esta delegación con trece trabajadores, que han logrado elevar de cinco a catorce los patrocinadores en esta región. Además, no hay que olvidar que fue desde Hong Kong donde se sentaron las bases para convencer a Nestlé de que escogiera al Barça para introducirse por primera vez en el patrocinio deportivo con las marcas Milo y Nesquik.

 

 

Bajo su responsabilidad estarán, por ende, las nuevas oficinas que el club habrá por el mundo. Durante la campaña electoral de 2015, el presidente, Josep Maria Bartomeu, explicó que preveían abrir nuevas delegaciones en Pekín, Oriente Medio y Sao Paulo. Sobre esta última destinación, que a priori iba a ser la primera en abrirse, la entidad asegura que aún no ha tomado una decisión sobre si aparcarán esta idea tras la marcha de Neymar al Paris Saint-Germain (PSG).

 

La salida del brasileño ha supuesto un contratiempo en los planes del Barça, que desde hace año y medio trabaja en la creación de una marca global que sea capaz de ser atractiva para los grandes patrocinadores al margen de qué futbolistas juegan en el primer equipo. El cumplimiento de ese objetivo será clave en la consecución del gran reto de Bartomeu, que es conseguir que la facturación de la entidad alcance los 1.000 millones de euros en 2020-2021.

 

La temporada 2016-2017 ya se dio un paso importante, con un aumento de los ingresos del 4,3%, hasta 708 millones de euros, cuando el objetivo era de 695 millones. Pese a ello, el beneficio neto del Barça se redujo un 38% y pasó de 29 millones a 18 millones de euros. El importe es inferior incluso al que se presupuestó a comienzos de curso, con una estimación inicial de 18 millones.