28 Sep 2022 | 15:49

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Barça presenta recurso de apelación contra la decisión del juez Ruz de sentar a Bartomeu en el banquillo

Palco23

25 mar 2015 - 17:04

El FC Barcelona se siente víctima de una persecución, pero tiene muy claro que defenderá su posición hasta el final en el proceso por el que se le acusa de fraude fiscal en el fichaje de Neymar. El conjunto blaugrana ha presentado hoy un recurso de apelación contra los autos dictados por Pablo Ruz, juez de la Audiencia Nacional, que ha decidido juzgar al club, al expresidente Sandro Rosell y al actual mandatario, Josep Maria Bartomeu, ante los indicios de delito.

 

La Fiscalía pide dos años y tres meses de cárcel para Bartomeu, mientras que para Rosell reclama siete años y seis meses de prisión. En ambos casos considera que se produjo un delito de fraude fiscal por un importe que rondaría los 13 millones de euros, ya que según el Ministerio Público se camufló el pago de 40 millones de euros de salario al delantero brasileño como una operación mercantil por la que el Barça pagaba al padre de Neymar por la adquisición de los derechos económicos del futbolista.

 

Ante esta situación, el fiscal José Perals pide en su escrito de acusación que se imponga una multa de 22,2 millones de euros al Barça, que será juzgado como persona jurídica, de 25,1 millones para Rosell y de 3,8 millones para Bartomeu. Además, el club podría verse obligado a pagar otros 9 millones en concepto de responsabilidad civil.

 

La estrategia de los abogados del Barça, entre los que se encuentra el penalista Cristóbal Martell y el bufete Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, consiste en insistir en que se trata de una operación mercantil que está acreditada y que el club tributó correctamente en Brasil. A esta tesis se ha abonado hoy el presidente de la Liga de Fútbol Profesional (LFP), Javier Tebas, quien ha señalado que no tienen ningún sentido las acusaciones que se están vertiendo sobre el club blaugrana.

 

En este sentido, desde el Barça se reclama que todo este proceso se dirima por la vía administrativa, puesto que se trata de discrepancias con el Fisco sobre cómo debía tributar una operación.