Líder en información económica del deporte

Clubes

El Barça crea una nueva estructura para explotar todo el negocio de ‘retail’

El club creará una sociedad bajo el nombre Barça Licensing and Merchandising, que gestionará un negocio de 65 millones de euros anuales con un equipo de 18 tiendas, 328 licenciatarios y 250 trabajadores.

Palco23

11 jun 2018 - 20:10

El Barça crea una nueva estructura para explotar todo el negocio de ‘retail’

 

 

El FC Barcelona empieza a sentar las bases de su propio proyecto de comercio minorista. El 1 de julio entrará en vigor el nuevo contrato de patrocinio con Nike, que permitirá al club recuperar la explotación de este negocio, y la estructura ya está más o menos definida. Todo este negocio dependerá ahora de una nueva sociedad, Barça Licensing and Merchandising (BLM), a través de la que se canalizará una actividad que genera más de 65 millones de euros al año.

 

Tal y como adelantó Palco23, al frente de este proyecto estará Rubén Benseny, que llegó a comienzos de año procedente del Atlético de Madrid y tras una larga trayectoria en Nike. El ejecutivo es desde enero el director del área de merchandising, licencias y retail, bajo cuya supervisión estará la red de tiendas, formada por tres establecimientos propios y otros quince franquiciados. El departamento, que incluido personal de punto de venta suma 250 trabajadores, también negociará con una cartera de 328 licenciatarios.

 

“Con esta nueva gestión de un ámbito tan importante para el club se cierra un capítulo de dieciséis años, en que los derechos de merchandising del FC Barcelona han sido gestionados desde FCBMerchandising, una compañía propiedad de Nike”, recuerda la junta directiva. Ahora, la nueva filial será 100% del Barça, por lo que podrá acelerarse la venta de licencias de producto y contabilizar directamente todos los ingresos por este concepto, en lugar un canon.

 

“Con este nuevo planteamiento se persiguen varios objetivos: una mayor rentabilidad económica, el control directo de la marca, la posibilidad de ofrecer a nuestros fans una experiencia 100% marca Barça, y un impulso a la innovación y las nuevas tecnologías”, señala la entidad.

 

Las cuentas de la mercantil que gestionaba este negocio revelan que los trabajadores adscritos a los puntos de venta fueron una media de 136 durante la temporada 2015-2016, con un coste de unos cuatro millones de euros, a los que se le añadirá toda la estructura de club. En este ejercicio, el último con datos disponibles, la facturación se disparó un 25%, hasta 62 millones, mientras que la rentabilidad se mantuvo estable en torno a los 1,8 millones de euros.

 

Dos indicadores que serán bien recibidos en la dirección general que encabeza Óscar Grau, pues los cambios a nivel contable permitirán aumentar la facturación y mejorar el beneficio neto. Según Nike, la gestión hecha hasta hoy “asegura sobradamente la capacidad para afrontar los nuevos retos que constantemente exige el mercado tanto nacional como exterior, asegurando el progresivo aumento en el porcentaje de participación en cuota de mercado”.

 

El Barça ha acelerado desde 2016 el desarrollo de su red de tiendas propias, con la Megastore del Camp Nou como principal motor. El local se ha ido ampliando con el tiempo, es uno de los que más factura en el mundo de Nike junto al de Nueva York en la Quinta Avenida y, dentro del proyecto de remodelación del estadio, se ha incluido una importante ampliación, como ya adelantó Palco23.