09 Dic 2021 | 13:59

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Barça activa la negociación con sindicatos y jugadores para recortar gastos

La entidad envió anoche una carta al comité de empresa en la que se le convocaba a una mesa de negociación, en la que, por primera vez, estarán incluidos también los jugadores.

M.R

07 oct 2020 - 10:43

El Barça vuelve a la mesa de negociación con el comité de empresa. La entidad azulgrana notificó anoche a los representantes de los trabajadores la activación del artículo 41 del estatuto de los trabajadores para hacer frente a los recortes salariales que la entidad necesita para salvar las cuentas de la temporada 2020-2021.  El club presentó el lunes el cierre del ejercicio de la campaña 2019-2020 con pérdidas que ascienden a 97 millones de euros. Además, la previsión de ingresos para la temporada que ya está en marcha sufre un descenso de más del 7% respecto al ejercicio cerrado a 30 de junio de 2020. Por ello, el club anunció el lunes que la entidad necesitaba abordar la vía de reducción de gastos para salvar las cuentas del 2020-2021.  Es la primera vez que se convoca de forma conjunta al personal corporativo de la entidad y a los jugadores, de manera que los recortes se extenderán no sólo a la plantilla sino también a todos los trabajadores del club. La mesa de negociación contará con trece miembros, todavía a repartir entre las partes, y tendrá una duración máxima de quince días.  Según los últimos datos disponibles, el personal deportivo del FC Barcelona asciende a más de 660 personas, mientras que el no deportivo supera los 820 empleados. La temporada pasada, el conjunto azulgrana más 70% del presupuesto total de gastos al salario de los jugadores, mientras que en los trabajadores de la entidad se gastaron 37 millones de euros, un 3% del presupuesto del club.        La mesa de negociación contará con trece miembros, todavía a repartir entre las partes, y tendrá una duración máxima de quince días     El pasado marzo, en el marco del estado de alarma decretado en España para contener la expansión del Covid-19, el Barça presentó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) que afectó a los trabajadores de la entidad y que se alargó hasta el 23 de agosto, cuando el club dio por cerrado este proceso.  En aquella ocasión, el club y el comité de empresa negociaron que la entidad asumiera parte de los sueldos de los trabajadores para que estos cobraran el cien por cien de su sueldo, una medida que se pudo aprobar tras una aportación extra de la plantilla del primer equipo que también sufrió una reducción del salario.   El pasado lunes el Barça presentó las cuentas de la temporada 2019-2020, que arrojan unos números rojos de 97 millones de euros tras una caída de los ingresos hasta 855 millones de euros, respecto a la previsión de 1.047 millones de euros presentada a inicio de la campaña. Las cuentas de 2019-2020 muestran unos gastos de 955 millones, los cuales ya sufrieron un ajuste del 8%, respecto al presupuesto. El vicepresidente económico, Jordi Moix, ya avisó que para salvar las cuentas de esta campaña “el recorte salarial deberá ser significativo, no simbólico”.

 

 

El Barça vuelve a la mesa de negociación con el comité de empresa. La entidad azulgrana notificó anoche a los representantes de los trabajadores la activación del artículo 41 del estatuto de los trabajadores para hacer frente a los recortes salariales que la entidad necesita para salvar las cuentas de la temporada 2020-2021.

 

El club presentó el lunes el cierre del ejercicio de la campaña 2019-2020 con pérdidas que ascienden a 97 millones de euros. Además, la previsión de ingresos para la temporada que ya está en marcha sufre un descenso de más del 7% respecto al ejercicio cerrado a 30 de junio de 2020. Por ello, el club anunció el lunes que la entidad necesitaba abordar la vía de reducción de gastos para salvar las cuentas del 2020-2021.

 

Es la primera vez que se convoca de forma conjunta al personal corporativo de la entidad y a los jugadores, de manera que los recortes se extenderán no sólo a la plantilla sino también a todos los trabajadores del club. La mesa de negociación contará con trece miembros, todavía a repartir entre las partes, y tendrá una duración máxima de quince días.

 

Según los últimos datos disponibles, el personal deportivo del FC Barcelona asciende a más de 660 personas, mientras que el no deportivo supera los 820 empleados. La temporada pasada, el conjunto azulgrana más 70% del presupuesto total de gastos al salario de los jugadores, mientras que en los trabajadores de la entidad se gastaron 37 millones de euros, un 3% del presupuesto del club.

 

 

 

El pasado marzo, en el marco del estado de alarma decretado en España para contener la expansión del Covid-19, el Barça presentó un expediente de regulación temporal de empleo (Erte) que afectó a los trabajadores de la entidad y que se alargó hasta el 23 de agosto, cuando el club dio por cerrado este proceso.

 

En aquella ocasión, el club y el comité de empresa negociaron que la entidad asumiera parte de los sueldos de los trabajadores para que estos cobraran el cien por cien de su sueldo, una medida que se pudo aprobar tras una aportación extra de la plantilla del primer equipo que también sufrió una reducción del salario. 

 

El pasado lunes el Barça presentó las cuentas de la temporada 2019-2020, que arrojan unos números rojos de 97 millones de euros tras una caída de los ingresos hasta 855 millones de euros, respecto a la previsión de 1.047 millones de euros presentada a inicio de la campaña. Las cuentas de 2019-2020 muestran unos gastos de 955 millones, los cuales ya sufrieron un ajuste del 8%, respecto al presupuesto. El vicepresidente económico, Jordi Moix, ya avisó que para salvar las cuentas de esta campaña “el recorte salarial deberá ser significativo, no simbólico”.