11 Ago 2022 | 19:51

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Atleti cierra la ampliación de capital decretada por el Supremo

Palco 23

02 oct 2014 - 05:00

El Atlético de Madrid ha cerrado con éxito la ampliación de capital de 10,4 millones de euros, forzada por una sentencia del Tribunal Supremo que declaró nula una ampliación de capital de 2003 y exigió amortizar 489.059 acciones, equivalente al 15% del club.

 

La razón, la evidencia de que la familia Gil se habría hecho con el control del club tras una aportación inexistente de fondos en aquella operación. La intención de la ampliación de capital era preservar el actual reparto accionarial, por el que la Miguel Ángel Gil, hijo del expresidente Jesús Gil, controla el 60,7% del Atlético de Madrid de forma directa e indirecta, y Enrique Cerezo, actual presidente, el 21,88%.

 

El club aseguró en un comunicado que más de 150 accionistas acudieron a la ampliación de capital, una cifra alta pero que no alcanza los más de 300 socios que tenían derecho de suscripción preferente para recuperar su peso en el accionariado tras la amortización de sus acciones.

 

Algunos de los socios minoritarios, y que no tuvieron nada que ver con las ilegalidades que se cometieron, se han quejado por tener que pagar 21,5 euros (8,5 euros de valor nominal) por título para poder mantener su participación adquirida en 2003, por las que pagaron 49,5 euros por acción. Los fondos podrían ser retornados, pero el club lo supedita a la generación de las reservas legales como paso previo.

 

El consejo presidido por Cerezo destacó que la fórmula escogida para dar cumplimiento a la sentencia permitirá “restablecer a la mayor brevedad la situación patrimonial, evitando cualquier impacto negativo derivado de la amortización de acciones acordada”, así como asegurar “un equilibrio de todos los intereses en juego, tanto de terceros y acreedores como de socios”.