06 Dic 2021 | 18:18

Líder en información económica del deporte

Clubes

El Athletic se reinventa: aficionados en San Mamés para ver los encuentros de fuera de casa

El club busca explotar nuevas vías de negocio para compensar la falta de público y abrirá la zona VIP para ver los partidos que el conjunto disputé lejos de Bilbao.

Palco23

14 sep 2020 - 11:00

El Athletic Club no quiere seguir viendo el fútbol con su estadio vacío. Con las prohibiciones que obligan a los conjuntos del fútbol profesional a disputar sus partidos con las gradas vacías, el conjunto vasco busca reinventarse abriendo la zona VIP para poder ver los partidos que el Athletic dispute como visitante.

 

De este modo, según informó El Correo, se busca explotar el anillo central del Nuevo San Mamés y así compensar la falta de ingresos por la obligación de disputar los encuentros como local a puerta cerrada. Esta opción ya estuvo disponible para socios y empresas de la Fundación, quienes pudieron volver a vivir el fútbol en un estadio.

 

 

El club ya abrió sus puertas para el encuentro ante el Granada. A pesar de esta idea innovadora, las limitaciones por el coronavirus se hicieron presentes, por lo que se limitaron las reservas a un máximo de diez personas, la mascarilla fue obligatoria y la entrada se realizó de forma escalonada y tras toma de temperatura.

 

Esta medida llega tras las declaraciones de la presidenta del Consejo Superior de Deportes (CSD), quien descartó la semana pasada la presencia de público en los estadios profesionales este 2020. A pesar de que “la evolución de la pandemia marcará la posibilidad de volver a abrir los estadios”, Lozano aseguró que “veo complicado que haya público en los estadios este 2020”.

 

También la semana pasada, la Asociación Europea de Clubes (ECA) previó que los clubes europeos dejaran de ingresar 4.000 millones de euros hasta 2020-2021 por el Covid-19. Lo que implica una caída del 7,8%.

 

Mientras que en otras ligas europeas ya se empieza a permitir el aforo de forma limitada o se estudia esa posibilidad, como en la Premier donde el plan del Gobierno del Reino Unido es permitir el acceso a mil aficionados por encuentro, en España ya son seis meses en que los clubes deben jugar sin fans que llenen las gradas.