30 Nov 2021 | 00:08

Líder en información económica del deporte

Clubes

De Lim al príncipe de Johor, un nuevo millonario al rescate del Valencia CF

El conjunto valenciano vive inmerso en una crisis deportiva e institucional sin precedentes, a la espera de concretar la entrada en su capital de Tunku Ismail, príncipe de Johor.

Javier Trullols

10 mar 2021 - 04:47

De Lim al príncipe de Johor, un nuevo millonario al rescate del Valencia CF

 

Peter Lim prepara la entrada del príncipe de Johor en el Valencia CF. El club, que tras superar este pasado fin de semana al Villarreal CF se aleja de las posiciones de descenso, afronta una crisis deportiva e institucional para la que busca soluciones, que pueden pasar por la entrada de nuevos inversores.

 

Las respuestas a la crisis del Valencia CF parecen estar en manos del príncipe de Johor. De nombre Tunku Ismail, es el heredero al trono del sultán Ibrahim. La fortuna de su familia está valorada en 750 millones de euros, según Forbes.

 

“No soy un hombre de negocios, soy un príncipe. El dinero no me motiva. La gloria y hacer historia, sí. No es un secreto que amo el fútbol”, expuso la semana pasada el propio Ismail, que es propietario del Johor Southern FC, club que acaba de conquistar la Superliga de Malasia 2021, y para el que llegó a fichar al exvalencianista Pablo Aimar.

 

“Quiero expandir mi imperio, abrir mis alas e ir a por nuevos retos”, detalló el príncipe de Johor. “No soy alguien que cambie el logotipo (escudo) o la tradición de tu club”, anticipó. “Soy de la realeza. No soy un hombre de negocios, sino que estoy aquí por la gloria, el éxito y la historia”, detalló.

 

 

Todo apunta a que Ismail se hará cargo de la gestión del club, al que llegará previsiblemente como accionista no mayoritario. A través de las redes sociales se han ido desvelando detalles del proyecto del príncipe de Johor para el Valencia CF, a pesar de que no haya ninguna notificación oficial al respecto. Mediante Instagram, la mujer del exfutbolista argentino Martín Prest anunció que su marido asumirá el rol de director deportivo, aunque otras fuentes apuntan a que tendrá un papel importante en el club, quizás de mano derecha del príncipe, y que está trabajando para fichar a un director deportivo que conozca LaLiga.

 

De acuerdo a la Cadena Copeel príncipe de Johor se hará con entre 25% y el 35% del capital social del club, y a partir del próximo junio pasará a formar parte de la junta directiva del Valencia CF. La operación, que lleva gestándose meses, sigue dando pasos adelante con la reunión telemática del heredero con ejecutivos de LaLiga.

 

Actualmente, el accionista mayoritario del Valencia CF es Peter Lim, quien en octubre de 2014 adquirió el 70% de las acciones de la entidad deportiva por un importe de 92 millones de euros, al hacerse cargo de la deuda de la Fundación del Valencia con Bankia tras casi un año de negociaciones, comprometiéndose a invertir 150 millones de euros en el club, entre un préstamo de cien millones y la dotación de cincuenta millones de euros más para fichajes.

 

Con el paso del tiempo, el empresario de Singapur, a través de la compañía Meriton, ha ido consolidando su presencia en el conjunto ché, adquiriendo nuevos paquetes de acciones (el último el pasado octubre) hasta alcanzar una participación que ronda el 85% de su capital social.

 

El príncipe de Johor es amigo personal de Lim y de Jorge Mendes, agente de jugadores bien relacionado con el club de Mestalla y con estrechas vínculos en el mundo del fútbol, como los que le unen al Wolverhampton de la Premier League.

 

Nuevo Mestalla y la necesidad de vender jugadores

 

El Valencia CF afronta una compleja situación. El pasado verano, el club se descapitalizó, con Meriton optando por vender a varios de los mejores jugadores de la plantilla, que fueron traspasados sin llegar recambios a su altura. De acuerdo a Transfermarkt, el club ha vendido futbolistas esta temporada por valor de 74,5 millones de euros, en cambio no ha invertido ni un solo euro en reforzarse.

 

Fruto de los movimientos en el mercado, la plantilla del primer equipo ha perdido competitividad. El presente y el futuro del entrenador, Javi Gracia, ha sido puesto en duda debido a los resultados del equipo, que se ha llegado a situar en posiciones comprometidas, más cerca del descenso que de los puestos de honor, aunque la victoria del pasado fin de semana ante el Villarreal le haya dado un respiro.

 

 

Además, preocupan los planes del nuevo Mestalla, estadio impulsado el expresidente Juan Soler cuyas obras están paralizadas desde 2009. Existe un divorcio total entre Peter Lim y el Ayuntamiento y la Generalitat. En los últimos días, se han sucedido las críticas hacia el presidente del Valencia CF, Anil Murthy, por parte del president, Ximo Puig, del alcalde, Joan Ribó, y de la vicealcaldesa, Sandra Gómez.

 

La Actuación Territorial Estratégica Valencia Dinamiza (ATE) entre el club y la Generalitat Valenciana, que determina los plazos de venta de las parcelas del actual Mestalla y el traslado al Nuevo Mestalla caducan el 25 de mayo de 2025, fecha en la que las operaciones deben estar completadas.

 

No prorrogaremos la ATE y la ley determina, que si el promotor incumple, supone su cambio o la caducidad del mismo”, advierte el alcalde. “Queremos que la afición de un club centenario como el Valencia tenga claro que, dentro de nuestras competencias como ayuntamiento, nos ponemos serios y exigimos al propietario un paso adelante”, detalla Ribó.

 

 

El 15 de mayo de 2021 caduca la primera fase de este proyecto, fecha para la cual debería haberse urbanizado el entorno del nuevo estadio, construido el espacio comercial anexo y el polideportivo público.

 

Se estima que las pérdidas por el incumplimiento de la ATE tendrían un coste de 15 millones de euros para el club, a lo que se sumaría la incertidumbre sobre el nuevo estadio. El president, va un paso más allá, asegurando que “Meriton ya no tiene ninguna credibilidad en València. La ley hay que cumplirla”.

 

Al mismo tiempo, ante el riesgo de perder la ATE el club ha disminuido en 16,3 millones de euros el valor de su actual estadio. En el apartado de estadios y pabellones, el valor neto contable pasó de 111 millones de euros a 94,7 millones. Tras incumplir los plazos para vender las parcelas del viejo Mestalla a la plataforma ADU Mediterráneo, decidió aplicar un deterioro al valor de los terrenos.

 

Por otro lado, el Valencia CF se ha comprometido a ingresar 26,4 millones de euros adicionales por la venta de futbolistas en un mercado que se prevé que vaya a la baja debido a las consecuencias de la pandemia del coronavirus, sumado a la devaluación de los jugadores por los malos resultados.

 

 

Además, Peter Lim tiene los derechos federativos de ocho jugadores como garantía para cobrar las dos líneas de crédito concedidas al club, de 100 millones de euros (de los que están pendientes de devolución 38 millones de euros, 15 de los cuales vencen en junio) y de 16,5 millones de euros, respectivamente, que el magnate podría tratar de recuperar con la venta de activos. Unas deudas que se suman al vencimiento de 12,9 millones de euros prestados por Bankia.

 

El Valencia CF cerró la temporada 2019-2020 con pérdidas de ocho millones de euros. De cara a la temporada 2020-2021, ha previsto que los ingresos caigan un 31%, con unas pérdidas de 26 millones de euros.