Le informamos que en esta Web utilizamos cookies propias y de terceros para recabar información sobre su uso, mejorar nuestros servicios y, en su caso, mostrar publicidad mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Puede aceptar expresamente su uso pulsando el botón de “ACEPTAR” o bien configurarlas y seleccionar las cookies que desea aceptar o rechazar en los ajustes. Asimismo, puede obtener más información sobre nuestra política de cookies aquí.

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Sábado, 11 Julio 202002:52:05

Buscador

;Menu
h Clubes

De Barça Studios al antiguo Mini: ¿en qué invertirá 106 millones el club este año?

La junta directiva centrará los esfuerzos en el Espai Barça, con el inicio de un tender al que ha invitado a las principales constructoras a dar su feedback para no concentrar los trabajos en un proveedor. Las tiendas y el proyecto audiovisual asumen el resto.

24 Sep 2019 — 04:59
Marc Menchén
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

De Barça Studios al antiguo Mini: ¿en qué invertirá 106 millones el club este año?

 

 

Es habitual escuchar la pregunta sobre cuándo empezarán las obras del Espai Barça, y lo cierto es que hace tiempo que empezaron. “Llevamos invertidos unos 80 millones del presupuesto global con las actuaciones ya hechas, especialmente en Ciudad Deportiva con la construcción del Estadio Johan Cruyff”, explica Jordi Moix, directivo responsable del área patrimonial del FC Barcelona. Es un importe similar al que se destinará este año para continuar con los trabajos, dentro de un presupuesto global de inversiones que ascenderá a 106 millones de euros, aproximadamente.

 

El objetivo de la entidad ha sido adelantar todas aquellas actuaciones que no requerían de las licencias pendientes de la aprobación definitiva de reparcelación y urbanización de los terrenos de Les Corts donde se ubican todas las instalaciones del club. “Hemos ido avanzando en aquellas mejoras que no requerían de la nueva licencia, y eso han sido casi 20 millones de euros”, recuerda, sobre actuaciones como la del anillo interior para el mantenimiento.

 

La dirección también ha empezado a sondear a los principales grupos de infraestructuras que optarán a las obras, entre los que se ha excluido a ACS por dos razones: está presidida por Florentino Pérez y el propio dirigente del Real Madrid ha decidido que la compañía no pueda optar a contratos en la industria deportiva. Por el contrario, se da por hecha la concurrencia de FCC, Acciona, Ferrovial y San José.

 

 

 

 

El Barça ha enviado un briefing a estas multinacionales, para que con sus equipos puedan analizar el proyecto del club y realizar aportaciones de mejora, tanto en términos de calendario como de eficiencia de costes. Moix señala que “la idea es que se adjudiquen los trabajos en varios lotes, de manera que no se concentre el riesgo en un solo proveedor”. Es lo que ya se hizo con el concurso de arquitectura, en el que el Palau Blaugrana, el Camp Nou y el Estadi Johan Cruyff han sido diseñados por despachos distintos.

 

El directivo prefiere no pronunciarse aún sobre el coste total del proyecto, si bien la junta ha deslizado ya que el importe final podría irse a 685 millones de euros, frente a 600 millones de euros en que se presupuestó inicialmente. El encarecimiento responde a las obligaciones impuestas por el Ayuntamiento de Barcelona, pero también a la actualización del proyecto. Como ya adelantó Palco23, la idea es que la financiación se canalice a través de un vehículo que emitirá la deuda y garantizará los cobros con los ingresos adicionales que generen el estadio y el pabellón con los nuevos servicios.

 

Esa operación es necesaria para asegurarse la concurrencia de las constructoras, a las que el Barça exigirá el cumplimiento de algunos criterios habituales en este tipo de procesos: experiencia en la construcción en el ámbito estatal, solvencia económica y, como singularidad, que se apoyen de una forma u otra en empresas catalanas. “Mucha ejecución requerirá de proveedores locales”, recuerda Moix.

 

 

 

 

De momento, la catalana Comsa es la constructora que se encargó de levantar el Estadi Johan Cruyff, mientras que Hercal asumirá los trabajos de demolición del Miniestadi. No será un proceso sencillo y durará seis meses, pues el Barça ha decidido que la forma de derribo permita reciclar el 80% de los materiales, que van desde el hormigón al césped, pasando por las butacas, que se regalarán a peñas y pequeños clubes del resto de Cataluña.

 

Estos trabajos serán el paso previo para la construcción del Palau Blaugrana, que estaría listo en el tercer trimestre de 2022 si se cumple el nuevo calendario. De esta forma, las secciones profesionales inaugurarían un recinto con capacidad para 10.000 personas, ampliable a 12.000, para el inicio de 2022-2023. Por el contrario, el equipo de fútbol deberá esperar a la recta final de la temporada 2023-2024, mientras que la urbanización del entorno, que incluye la oferta comercial, de oficinas y restauración, no estaría rematada hasta 2025.

 

El detalle de cada proyecto no se ha desvelado, aunque la junta de Bartomeu ha presupuestado 73,39 millones de euros para inversiones del Espai Barça durante 2019-2020. Es la mayor partida, junto a los 16,61 millones de euros para la construcción de instalaciones o renovación de las mismas. Porque, a la espera del grueso de trabajos, hay actualizaciones que no pueden esperar, especialmente en una Ciudad Deportiva Joan Gamper que no ha dejado de crecer en la última década.

 

Ahora bien, no todo son instalaciones y el club ha reservado dos partidas para dos proyectos que deben permitir aumentar la generación de ingresos. Barça Studios contará con 2,87 millones de euros para su proyecto audiovisual, que contempla mantener las emisiones en TDT, pero también monetizar contenidos con un servicio de pago en Facebook y la posibilidad de relanzar la plataforma propia de vídeos a través de la comunidad Barça Fans.

 

Por otro lado, la filial de retail absorberá 2,69 millones de euros, que prácticamente en su totalidad corresponden a la apertura de un flagship store en Las Ramblas de Barcelona. La entidad tiene importantes esperanzas depositadas en este proyecto, y su previsión es que la venta de merchandising genere 86 millones de euros en 2019-2020, frente a los 63 millones de la temporada anterior. “Nuestra previsión es crecer a un mínimo del 5% interanual en los próximos años”, inciden.

 

Por último, el área de sistemas requerirá de 5,91 millones y el resto de departamentos otros 4,59 millones de euros, según el plan de negocio para este año. En el mismo, la junta directiva ha contemplado generar unos ingresos de 1.047 millones de euros, con un beneficio neto de aproximadamente 14 millones.

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...