18 Ene 2022 | 08:31

Líder en información económica del deporte

Clubes

¿Cómo colocará el Betis el 51% del club entre sus socios?

La entidad hispalense tiene el objetivo de contar con estructura accionarial en la que más de un 65% de los socios tengan como máximo unas diez acciones.

G.G.R.

04 ago 2017 - 10:56

Nueva etapa para el Real Betis. Después de pactar con Manuel Ruiz de Lopera y Luis Oliver para que ambos renuncian definitivamente a controlar el 51% de las acciones del club, la entidad hispalense se pone en marcha para vender estos títulos y conseguir una estructura accionarial repartida entre socios minoritarios. Pero, ¿cómo lo hará?

 

El vicepresidente del Real Betis Balompié, José Miguel López Catalán, ha comentado en una entrevista con la radio del club que después de pagar 8,85 millones a Farusa y 6,5 millones a Bitton, “se creará una comisión que velará por la venta de acciones para velar porque no haya afán especulativo”.

 

El punto más importante para esta operación es que “al menos el 31% del Betis, exactamente 36.869 acciones, saldrán a los abonados y accionistas béticos a un precio de 120 euros”. El directivo destaca que se trata de “un precio a nivel de mercado bajísimo”. La idea es que “máximo que pueda comprar un abonado o accionista, sean 10 acciones para que todo esté repartido”.

 

Además, con el 20% restante, unas 23.000 acciones, “tendrán que salir a un precio mayor porque gracias a este precio mayor que pagarán los béticos accionistas o abonados que quieran aspirar a tener un número mayor de acciones”. “La misma comisión de venta definirá claramente los límites, no está marcado en el acuerdo, pero habrá límites”, explica López Catalán sobre unas acciones que tendrán un precio máximo de unos 475 euros aproximadamente.

 

El objetivo de todo ello es tener “una estructura accionarial en un futuro en el que más de un 65% de las acciones estarán en el pequeño accionista de una, tres, cinco o diez acciones”. “Eso es un auténtico éxito en el gobierno del club y hará que, si tenemos un consejo de administración que hace las cosas mal o no cumple expectativas, sean los béticos quienes puedan cesarlos y abrir una nueva etapa”, ha añadido.