Líder en información económica del deporte

Clubes

CB Breogán encara el regreso a la ACB con un presupuesto de 2,75 millones

Los dos principales accionistas del club, Carmen Lence, propietaria de Leche Río, y Narciso Fernández, gerente de Sepronor, son quienes realizaron, a título personal y de manera solidaria, el pago de 488.000 euros más IVA del fondo de ascensos y descensos de la ACB.

Miquel López-Egea

09 sep 2021 - 05:00

CB Breogán encara el regreso a la ACB con un presupuesto de 2,75 millones

 

 

Río Breogán cumple con sus deberes. El CB Breogán, que tiene a Carmen Lence y Narciso Fernández como máximos accionistas, presenta un presupuesto de 2,75 millones de euros para la temporada 2021-2022. De ellos, 250.000 euros de ellos serán destinados a su plan de viabilidad, es decir, hacer frente a la financiación de la deuda avalada por sus accionistas.

 

De hecho, fueron los dos principales accionistas y vicepresidentes de la entidad, Lence, propietaria de Leche Río, y Fernández, gerente de Sepronor, quienes realizaron, a título personal y de manera solidaria, el pago de 488.000 euros más IVA del fondo de ascensos y descensos de la ACB exigido para ascender a la máxima categoría del baloncesto nacional.

 

“El principal reto económico para la temporada es cumplir el presupuesto y equilibrar los ingresos y los gastos; para la temporada hemos hecho un presupuesto realista adaptado a la realidad de Lugo y del club; y estamos expectantes al tema de los aforos”, comenta José Antonio Díaz, director general de la entidad, a Palco23. “Estamos cerca de equilibrarlo, con este matiz”, añade.

 

 

 

 

El club, presidido por José Antonio Caneda, ya cuenta con 3.500 abonados, 1.200 socios más que en la pasada temporada, lo que supone sobrepasar el 40% de los 5.300 espectadores del Pazo Provincial dos Deportes de Lugo. “Si los aforos están restringidos tendremos que devolver dinero a los abonados”, afirma.

 

“La vacunación permitirá cierta normalidad, con algunas limitaciones como la higiene o las mascarillas, esto nos hace pensar que en breve se podrá volver a llenar los pabellones”, remarca. El objetivo del club es estar alrededor de unos 5.000 aficionados en el Pazo siempre que la pandemia lo permita, llenado en partidos importantes, y espera que se pueda tener entre el 70% y el 80% del aforo, alcanzando el completo a mitad de curso.

 

Por otro lado, el club ha confirmado que ya tiene comprometido el apoyo de las instituciones “en la medida que hubo la última vez que ascendimos a la ACB”. En cuanto a patrocinadores privados, el club cuenta con Río, Estrella Galicia y está cerca de cerrar el patrocinio con Cafés Candelas.

 

 

 

 

Entre el 70% y el 75% se corresponde al primer equipo, un 15% a gastos generales y el 10% a hacer frente al plan de viabilidad. “Hemos hecho una plantilla con limitaciones económicas y de tiempo y un presupuesto mínimo, puesto que hasta el 10 de julio no fuimos confirmados como equipo de la ACB, por lo que hemos tuvimos sólo tres semanas, hasta el 31 de julio, para confeccionar la plantilla”, afirma.

 

Deportivamente, seis jugadores que militaban en LEB Oro y que tenían contrato con el club han continuado, mientras que ha fichado a seis jugadores nuevos y a un entrenador, Paco Olmos, que, tras casi diez años fuera de España, vuelve a la Liga Endesa.

 

Asimismo, en cuanto a compensaciones por el golpe de la pandemia, el club, que el año pasado militaba en la LEB, hizo una petición conjunta con la Federación Española de Baloncesto y el resto de los clubes al Consejo Superior de Deportes para obtener unas compensaciones por taquilla, pero sigue a la espera. Además, los clubes de LEB Oro gallegos pidieron una compensación a la Xunta de Galicia, de la que tampoco han obtenido respuesta.