05 Dic 2021 | 06:59

Líder en información económica del deporte

Clubes

Caja, caja y caja: ¿Y si el Covid-19 fuerza la revisión definitiva de la estructura de costes del fútbol?

Renegociar deuda con proveedores, modificar los periodos de facturación, y repensar los planes de desinversión para financiar a los clubes en momentos de caída de ingresos se antojan clave para mejorar la situación de liquidez de los clubes, según Kpmg.

Palco23

29 abr 2020 - 04:58

Los expertos remarcan la importancia de que los clubes tengan un plan de choque para afrontar la falta de liquidez

 

 

El parón de las competiciones provocado por el Covid-19 ha cortado de raíz los ingresos de los clubes profesionales, ahogando su tesorería y poniendo en jaque su viabilidad. Los clubes de LaLiga Santander finalizaron la temporada 2018-2019 con 805 millones de euros en caja y el Manchester City tiene cash hasta 2021 gracias a sus accionistas, pero, ¿están listos los clubes para resistir a la crisis económica que derivará de la pandemia?

 

“Tener un plan de choque va a ser imprescindible; creemos que hasta al menos 18 meses no se alcanzarán los niveles de facturación y rentabilidad previos a la crisis”, apuntó ayer David Ruiz, director asociado del equipo de turnaround de Kpmg en España, durante el séptimo Encuentro LaLiga de Derecho del Deporte 2019-2020.

 

Ruiz reconoció que el contexto de crisis genera incertidumbre al desconocer si la coyuntura actual irá acompañada de una crisis económica y una derivada reducción del consumo, pero admitió que esta situación también arroja oportunidades.  “Es un momento en que se permite renegociar deuda a largo plazo o modificar los periodos de facturación para que la salida de caja sea más adelante”, añadió.

 

 

 

En este sentido se pronunció Fernando Ramos, director del equipo de turnaround de Kpmg en España, que animó a los clubes a plantear distintos escenarios para sortear la crisis de liquidez. “Estamos viendo que la mayoría de sectores están tirando por medidas a corto plazo como son las líneas ICO, pero, al no saber cuándo se reanudarán las actividades deportivas, hay que plantear distintos escenarios más o menos pesimistas”, señaló.

 

El experto declaró que para convertir una tesorería en positivo es posible que haya que transformar operativamente el negocio. “Ahora más que nunca hay que identificar ineficiencias de costes operativos y modificar la estructura de gastos de explotación, desde la factura energética hasta diseñar planes de desinversión para financiar a la empresa en momentos de incertidumbre”, añadió.

 

En cuanto al patrocinio, animó a los gestores a medir los retornos y repensar la esponsorización para tratar de cumplir los con hitos de negocio marcados antes de que estallara la crisis económica. “Si no podemos cumplir los objetivos de facturación, habrá que repensar la estructura de costes”, apuntó.

 

Pero, ¿qué estructura de financiación puede ayudar a un equipo de fútbol que ve peligrar su caja? O bien captando capital o bien financiándose a través de la banca o fondos de inversión.  “Hay que revisar el plan de negocio del grupo, entender el apalancamiento y las potenciales estructuras de financiación”, aconsejó Fernando Ramos.