06 Dic 2021 | 18:54

Líder en información económica del deporte

Clubes

Burgos CF: seis millones de CVC para renovar sus instalaciones

Más allá de la renovación de sus infraestructuras, con obras en la ciudad deportiva y en el estadio municipal de El Plantío, el club quiere dejar atrás en los próximos años un pasivo total que asciende a diez millones de euros. 

Burgos CF: seis millones de CVC para renovar sus instalaciones
El conjunto de Burgos ha presentado un presupuesto de nueve millones de euros

Albert Ferrer

28 oct 2021 - 05:00

Burgos CF apuesta por mejorar sus infraestructuras tras el ascenso a la categoría de plata. El club de Segunda División cuenta con seis millones de euros de LaLiga Impulso que usará para invertir en su ciudad deportiva, mejorar los anexos, con la construcción de un centro deportivo que incluya gimnasio, y mejorar la tribuna del estadio de El Plantío. Las tres opciones están sobre la mesa, si bien la entidad aún no ha decidido por cuál de ellas comenzar.

 

El club ha pasado un año lleno de dificultades, ya que la familia Caselli, propietaria de la entidad hasta el pasado junio, dejó una deuda que llega a seis millones de euros. Además, había impagos a jugadores y proveedores que se están terminando de abonar esta temporada.

 

Tras la junta de accionistas celebrada a final de la pasada campaña, se decidió que la familia abandonase la entidad y un grupo de inversores burgaleses bajo el nombre Yukone, se hiciera cargo del club.

 

Así pues, el consejo del Burgos CF está integrado por Ignacio San Millán Valdivielso, Rodrigo Santidrian Hidalgo, Julián Alonso García, Jesús Martínez Nogal y Miguel Ángel Benavente de Castro. Entre todos ellos, inyectaron 1,5 millones de euros de su propio bolsillo para poder inscribir al equipo y a los jugadores en LaLiga Smartbank, ya que, antes del comienzo de la competición, el cashflow del club era totalmente nulo.

 

 

 

 

El día de su despedida, Antonio Caselli, responsable del grupo Football Success Case, recordó que, con su gestión, el club burgalés pudo ascender al fútbol profesional 18 años después pese a que “cometieron algunos errores”. En su primera temporada en mucho tiempo en la categoría de plata, la entidad tiene como principal objetivo mantenerse en Segunda y así, poder profesionalizar todos los departamentos del club, algo que no ha sido posible hasta la fecha.

 

En su regreso a LaLiga Smartbank, el conjunto de Burgos ha presentado un presupuesto de nueve millones de euros, que puede elevarse dependiendo de la reapertura de los estadios y las personas que puedan acceder a El Plantío tras las reformas que se han llevado a cabo.

 

Tras la entrada en el accionariado de Yucon Business en junio, el capital del club se encuentra repartido en una mayoría absoluta por éste (un 83%), mientras que el 17% restante se encuentra en manos de pequeños accionistas.

 

El club se marcó como objetivo para la vuelta al fútbol profesional llegar a los 10.000 abonados, pero actualmente cuentan con algo más de 5.000 aficionados con asiento. Aun así, el club renovó este verano el abono de 4.000 aficionados para seguir en primera persona la vuelta a Segunda División de Burgos CF. “El Plantío tiene que ser un aspecto diferencial en la categoría, el apoyo de la afición debe ayudarnos a ganar partidos y poder mantenernos”, señala a Palco23 Diego Martínez, director general del club.

 

 

 

 

Pese a haber logrado el ascenso al fútbol profesional, la entidad burgalesa cerró el ejercicio 2020-2021 (finalizado a 31 de junio) con unas pérdidas de alrededor de seis millones de euros, que podrán ir sufragando en el caso de mantenerse en Segunda División más tiempo, pues los ingresos son superiores a Primera Rfef, la siguiente categoría.

 

Burgos CF cuenta actualmente con un pasivo total de diez millones de euros, de los cuales 7,5 millones corresponden a corto plazo y tres millones están provisionados (corresponden a primas con jugadores y proveedores que había que revisar). “Es todo muy relativo, pero dependiendo de nuestra actuación deportiva y otros factores, en un par de años podríamos liquidar la deuda”, expone el ejecutivo. El club no se encuentra en concurso de acreedores por una aportación de 1,2 millones de euros que hicieron los nuevos consejeros.