02 Jul 2022 | 17:16

Líder en información económica del deporte

Clubes

Betis y Eibar buscan nuevo ‘partner’ para el pantalón tras la salida de Wiko

El fabricante de smartphones considera que ya ha cumplido los objetivos por los que se asoció a ambos clubes, que ya han puesto en el mercado un activo que estaba tasado en torno a los 300.000 euros.

G.G.Recio / M.Menchén

21 may 2018 - 05:00

Wiko ha podido activar estos patrocinios para acercarse a dos aficiones muy particulares, del norte y del sur de España

 

 

Real Betis y SD Eibar buscan conectar con un nuevo patrocinador para sus respectivos pantalones. El fabricante de smartphones Wiko ha decidido no prolongar los contratos de patrocinio que mantenía con ambos equipos de fútbol, que ya han salido al mercado en busca de un reemplazo, según ha podido saber Palco23. Si bien no se han ofrecido cifras exactas, el valor de este activo era de unos 250.000 euros en el caso de los armeros y algo más en cuanto a los verdiblancos.

 

Fuentes de la compañía señalan a este diario que la valoración de esta etapa, de cuatro años en el caso del Eibar y de tres años en el Betis, “es altamente satisfactoria y los objetivos que nos habíamos fijado con ellos los hemos alcanzado con creces”. “En una fase de lanzamiento de la marca en el mercado, han sido dos entidades que nos han ayudado a alcanzar la exposición de marca que perseguíamos y a elevar nuestra notoriedad”, apuntan.

 

Durante este periodo, Wiko ha podido activar estos patrocinios para acercarse a dos aficiones muy particulares, del norte y del sur de España. “Ahora es momento de explorar nuevos territorios, vincularnos a otros proyectos y reforzar otras áreas de márketing”, aunque en el futuro más próximo no apostarán por el deporte.

 

La decisión fue comunicada hace ya varias semanas, lo que ha permitido a los dos equipos salir al mercado en busca de marcas que quieran ocupar uno de los espacios más visibles de la equipación después del frontal de la camiseta. En ambos casos, las conversaciones con potenciales socios están en marcha y no hay nada cerrado, según confirman desde el Benito Villamarín e Ipurua.

 

 

 

 

En cuanto al Betis, la entidad se encuentra inmersa en una importante transformación de su pirámide de patrocinadores, que en los últimos meses ya se ha estructurado para mejorar su explotación. Su objetivo es que el área comercial crezca a un ritmo de doble dígito y pase de 9,5 millones en 2017-2018 a 16,6 millones de euros en 2020-2021. A ello también ayudará el hecho de volver a disputar competiciones europeas.

 

La dirección general de negocio, liderada por Ramón Alarcón, ha decidido rescindir su vinculación con Adidas para unirse a Kappa, que incluirá contraprestación económica (ahora no existía) y poder tener un mayor control sobre su negocio de licencia de producto. En cuanto al patrocinador principal, Alarcón ha tasado el contrato en torno a los tres millones de euros y ya tiene varias propuestas que relevarían a Green Earth, que fue comprando la publicidad en el pecho de la camiseta por paquetes de partidos.

 

Estas nuevas marcas acompañarán en la zamarra verdiblanca a Reale y BeSoccer. La compañía aseguradora tiene la publicidad de la manga hasta el final de la temporada 2019-2010, mientras que la tecnológica se está encargando de desarrollar la aplicación oficial del Betis y aparece en la parte delantera del pantalón.

 

 

 

 

La SD Eibar, por su parte, acordó renovar por dos años más su acuerdo con Puma como proveedor técnico en marzo de 2017. Este contrato se estima que ronda los 200.000 euros anuales en ingresos, además de material deportivo, y la intención del club es dar un impulso a las ventas de merchandising con la apertura de una tienda oficial en los bajos del estadio. Avia es el main sponsor hasta 2019, a cambio de unos 600.000 euros por curso.

 

En los últimos años, el sector de los smartphones ha apostado por el deporte, y más concretamente por el fútbol, para llegar a las grandes masas de aficionados. Más allá de Wiko, el socio principal del Valencia CF es la empresa estadounidense BLU, mientras que el Sevilla FC cuenta con la china ZTE, igual que el Alavés con Qubo Global. También es el caso del FC Barcelona con Oppo, que si bien no aparece en la equipación es uno de sus socios globales.

 

Son empresas que nada tienen que ver con las telecomunicaciones, un sector que cada vez invierte más en patrocinar clubes, eventos y competiciones en el mundo del deporte. Ejemplo de ello es el gran paraguas de Telefónica, que más allá de los acuerdos en el fútbol y baloncesto, patrocina a Rafa Nadal, al Movistar Team de ciclismo, el Medio Maratón de Madrid, los Movistar Riders de eSports y varios torneos de deportes electrónicos de la ESL. En este segmento, Orange pasó de esponsorizar a la ACB a convertirse en el principal socio de la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), mientras que Vodafone ahora patrocinará al club Giants, también de eSports.