02 Dic 2021 | 07:44

Líder en información económica del deporte

Clubes

Bartomeu exige la dimisión de su delfín y los responsables del área económica y comercial

El presidente del FC Barcelona ha pedido la renuncia de Emili Rousaud, Enrique Tombas, Silvio Elías y Josep Pont, que habrían mostrado discrepancias con la gestión actual. Jordi Moix asumirá la cartera económica junto a la de patrimonio, mientras que David Bellver será el tesorero.

Palco23

07 abr 2020 - 23:00

Bartomeu exige la dimisión de su delfín y los responsables del área económica y comercial

 

 

Inestabilidad vuelve a ser la mejor palabra para definir la situación actual del FC Barcelona. El presidente, Josep Maria Bartomeu, ha solicitado hoy la dimisión de dos de sus cuatro vicepresidentes, Emili Rousaud y Enrique Tombas, así como los directivos Silvio Elías y Josep Pont.

 

Bartomeu ha adoptado esta decisión porque considera que Rousaud, a quien había ascendido para convertirlo en su sucesor, ha sido desleal, según adelantan Sport Mundo Deportivo. La petición de renuncia para los otros tres miembros de la junta se justificaría por la misma sensación de no estar alineados con el rumbo fijado por el máximo dirigente.

 

Si bien el mensaje lanzado es que la junta aspira a estar más unida en su último año de mandato, no deja de ser relevante que, una vez más, el responsable del área económica en la junta, Enrique Tombas en calidad de tesorero, está en la parrilla de salida. Antes ya se marcharon Javier Faus y Susana Monje. Pont, por su parte, era el directivo al frente del área comercial.

 

El problema de Bartomeu es que no tiene poderes para cesar a los directivos, por lo que todo depende de que ellos acepten salir o quedarse con funciones de simple vocal. Se desconoce qué decisión tomarán, pero confirman que el empresario barcelonés no ha logrado cohesionar a su junta desde que fue ratificado en las urnas en 2015.

 

El pasado mes de julio dimitió Jordi Mestre como vicepresidente deportivo, por claras discrepancias sobre la gestión de este departamento. En 2017, y a raíz de los hechos del 1 de octubre, también salieron Carles Vilarrubí, vicepresidente del área internacional e institucional, y Jordi Monés, responsable del Barça Innovation Hub. Un año antes, quien dimitió fue Susana Monje, vicepresidenta económica. Esta cartera ahora recaerá en Jordi Moix, que ya gestiona patrimonio.

 

Esta por ver cómo se suplen las previsibles bajas de la junta y quienes serían los nuevos rostros. Las últimas incorporaciones fueron David Bellver, que ahora asumirá la posición de tesorero, Jordi Argemí y Marta Plana. Inicialmente también debía sumarse al equipo Teresa Basilio, pero horas después de su nombramiento se descubrió que no cumplía los requisitos mínimos para poder acceder al cargo.

 

Esta nueva crisis de gobierno se produce en un momento delicado para el Barça, que se expone a unas pérdidas económicas importantes en 2019-2020 a causa del coronavirus. El club ha acordado una rebaja salarial del 70% en los equipos profesionales mientras dure el estado de alarma, pero está por ver si bastaría para compensar los más de 60 millones de ingresos ordinarios que podrían perderse por el parón de la actividad.