Uso de cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información sobre nuestra: Política de cookies

Líder en información
económica del negocio
del deporte

Domingo, 15 Septiembre 201914:56:11

Buscador

;Menu
h Clubes

Barça y Girona lideran el techo de 3.153 millones de euros para las plantillas de LaLiga

LaLiga ha revelado el gasto máximo que podrán realizar esta temporada los clubes, que con un alza interanual del 11%. El Granada CF, penalizado con cuatro millones, y la UD Almería disparada con la nueva propiedad.

09 Sep 2019 — 17:39
M. Menchén
Temas relacionados
Compartir
Me interesa

 

 

Ya ha pasado una semana desde que cerró el mercado de fichajes, un tiempo de espera prudente antes de que LaLiga haya puesto las cartas sobre la mesa. En concreto, unas cartas que revelan cuánto podrá gastar cada club en 2019-2020 en plantilla deportiva. No hay grandes cambios en la correlación de fuerzas, aunque sí un incremento sustancial del presupuesto conjunto, que sube un 11% interanual, hasta 3.153,2 millones de euros. Un récord histórico.

 

Las dos clasificaciones están encabezadas por FC Barcelona en LaLiga Santander y el Girona FC en LaLigaSmartBank, aunque la gran sorpresa es la UD Almería. El conjunto andaluz ha obtenido el tercer techo de gasto más alto de Segunda División, sólo superado por los catalanes que se apoyan en la ayuda al descenso. En su caso, ese saldo ha sido posible por la ampliación de capital de 31 millones de euros que se ha garantizado a la patronal.

 

El Barça, con 671,4 millones de euros, tiene un 6,1% más de capacidad, mientras que al Real Madrid se le ha dado un 13,2% más de margen, hasta 641 millones. El podio lo cierra nuevamente el Atlético de Madrid, que dispone de 348,5 millones de euros, un 18,9% más. Es prácticamente el mismo importe del que conjuntamente podrán hacer uso Valencia CF y Sevilla FC, a los que se ha ampliado el tope un 3,6% y un 13,8%, respectivamente.

 

 

 

 

La correlación de fuerzas se mantiene más o menos estable respecto a 2018-2019, si bien el Athletic Club superará al Real Betis después de un año en el que se autoimpuso un límite inferior al que realmente podía optar. Clubes como RCD Espanyol o Getafe CF aumentan su disposición a un ritmo de doble dígito gracias a su clasificación para la Europa League, mientras que los recién ascendidos multiplican hasta por cuatro su tope salarial. En el caso del Granada CF podría ser más, pero LaLiga le ha restado cuatro millones de euros a la espera de resolver el expediente sobre el fichaje de Adrián Ramos y cómo se computaron los costes asociados en Segunda.

 

El equipo con menos presupuesto será el RCD Mallorca, con 30 millones de euros, debido a que aún debe hacer frente a la devolución de la deuda asociada al concurso de acreedores. Es el hecho que explica que apenas disponga de 700.000 euros más que el Girona FC, que recibirá 29,3 millones en Segunda gracias a la ayuda al descenso. Jamás un equipo dispuso de tanto dinero en esta categoría.

 

El podio lo completa el Rayo Vallecano, con 19,1 millones a través del paracaídas, pero el tercer lugar es para la UD Almería gracias a la ampliación de capital comprometida por su nuevo máximo accionista. Eso ha hecho que, con 18,1 millones de euros, tenga más del doble que hace un año para confeccionar la plantilla y esté por encima de la SD Huesca, que llega de Primera División.

 

En esta categoría, donde los clubes con deuda abultada acusan más los problemas, sólo hay un equipo que pierda capacidad por motivos ajenos a los mecanismos de ascensos y descenso. Es el CD Numancia, que tendrá un 11,7% menos y sólo se sitúa por encima del Elche CF, que ha logrado disponer de más de cinco millones vía ampliaciones de capital, y los cuatro recién ascendidos, que cada uno dispondrá de algo más de cuatro millones.

 

 

 

 

Sobre las quejas que han vertido muchos clubes en las últimas semanas, fuentes de la patronal sostienen que los mecanismos de control económico fueron aprobados por ellos mismos para evitar situaciones de desventaja competitiva. El gran cambio este año ha sido la introducción del artículo 41 del reglamento, que en esencia busca evitar que se falseen los salarios situándolos por debajo de lo que realmente perciben.

 

Este hecho hace que LaLiga aplique un factor corrector al salario de los futbolistas a la hora de calcular el tope salarial. De este modo, si un jugador ha cobrado un millón de euros al año durante las últimas cuatro temporadas, será un promedio de ese importe con algunas correcciones lo que se computará, aunque él voluntariamente haya decidido cobrar el salario mínimo de Segunda, que son 80.000 euros.

 

“Son los equipos los que pidieron que reguláramos circunstancias de sueldos mínimos, como consecuencia de situaciones como la del Reus Deportiu; es la primera temporada que se está aplicando, y está claro que debe ir ajustándose”, señalan fuentes próximas a la patronal, sobre unas normas de control económico que se han ido adaptando con los años a medida que se producían nuevos escenarios. De ahí que en cinco años, los 23 mandamientos del fair play financiero de LaLiga se hayan elevado a más de cien. 

Me interesa
Publicidad
Compartir
Normas de participación

info@palco23.com

 

Política de validación de los comentarios:

 

Palco23 no realiza validación previa para la publicación de los comentarios. No obstante, para evitar que comentarios anónimos afecten a derechos de terceros sin capacidad de réplica, todos los comentarios requieren de un correo electrónico válido, que no será publicado.

 

Escribe tu nombre y dirección de email para poder opinar sobre esta noticia: tras hacer click en el enlace que encontrarás en el correo de validación, tu comentario será publicado.

0 comentarios — Se el primero en comentar
...