26 Jun 2022 | 01:30

Líder en información económica del deporte

Clubes

Amparo Gutiérrez (Sevilla FC): “Aspiramos a no depender del Papá masculino”

La directora del Sevilla FC femenino apuesta por dar visibilidad y recursos al fútbol femenino, para que este pueda tener retorno a medio plazo, los clubes generen recursos propios y no dependan de sus secciones masculinas.

Amparo Gutiérrez (Sevilla FC): “Aspiramos a no depender del Papá masculino”
“Cuando la liga profesional empiece a generar, los demás equipos atraeremos a futbolistas y la competición se igualará”

Albert Martínez

23 may 2022 - 05:00

El fútbol femenino camina hacia un horizonte en el que los clubes generen suficientes recursos para no depender de sus secciones masculinas, a través una mayor visibilidad de los partidos y una apuesta de los patrocinadores por los clubes. Así lo considera Amparo Gutiérrez, directora del Sevilla FC femenino, quien aspira a que el femenino no tenga que depender en el futuro de su sección masculina.

 

Pregunta: ¿Cómo puede monetizar el futbol femenino el boom que está viviendo?

Respuesta: La mujer y los gobiernos están luchando por la equidad y cada vez más marcas quieren vincularse con los valores que transmite el futbol femenino. Y las niñas de la calle tienen más referentes, las televisiones ponen mas partidos y la rueda va girando.

 

P.: Este año el FC Barcelona femenino ha ganado todos los partidos de la liga. ¿Cómo podría ser la competición más competitiva?

R.: El Barça lleva muchos años apostando por el fútbol femenino, cuando nadie lo hacía. Ellos han dado ese salto a nivel monetario y de jugadores para compararse con los presupuestos de Europa. Nos llevan tiempo de ventaja y ahora se antoja difícil, pero cuando la liga profesional empiece a generar, los demás equipos atraeremos a mejores futbolistas y la competición se igualará. Poco a poco nos acercaremos al Barça, cuando llevemos tanto tiempo apostando por el femenino como ellos. Entonces nosotros también podremos compararnos con equipos de Europa.

 

P.: ¿Qué objetivo o estrategia a largo plazo tiene el Sevilla FC femenino?

R.: Nosotros hemos optado por consolidar la base. Vivimos inmersos entre multitud de proyectos y estamos dotando de herramientas para profesionalizar el trabajo de nuestras jugadoras. Una vez consolidados estos proyectos es el momento de dar un paso más y traer a futbolistas que nos den un salto de calidad. Si lo comparamos con el masculino, tenemos que seguir los pasos que dio Monchi en el Sevilla: coger un equipo que viene de abajo y dotarlo de componentes de calidad, porque ahora el proyecto está estabilizado pero necesitamos crecer más.

 

 

P.: ¿Qué expectativas sobre el convenio colectivo que se negociará para la próxima temporada?

R.: De momento estamos perdidos, nadie nos da información. El convenio colectivo deberá responder a los intereses de los clubes y las profesionales, para que la profesión de las jugadores sea dignificada. Nosotros desde hace tiempo hemos ido en esa línea: siempre estaremos allí donde las jugadoras tengan condiciones dignas.

 

P.: ¿No puede lastrar el negocio del fútbol femenino que el convenio colectivo esté en el centro del debate y trascienda conflictividad laboral?

R.: Todo lo que sea inestable afecta de un modo u otro. Pero si hay voluntad real para desbloquear la situación y mostrar un equilibrio entre derechos y sostenibilidad económica, las cosas saldrán adelante. La inestabilidad afecta, pero aquí todos ganamos y perdemos a la vez, por lo que el diálogo vencerá.

 

P.:  Hay, de momento, tres precandidaturas ya anunciadas para la presidencia de la liga. ¿Cuál es tu favorita?

R.: Todas las candidaturas están vinculadas al futbol femenino desde hace años y estoy segura de que todas harían un gran trabajo. Pase lo que pase, todos los agentes implicados tendrán que sumar para obtener una competición de calidad, para que podamos luchar con otros países que también están apostando por el fútbol femenino y nos están ganando terreno, como Alemania, Francia, Inglaterra o, evidentemente, Estados Unidos. La competencia es buena, porque te hace mejor.

 

P.:  Los equipos femeninos se apoyan económicamente en el masculino. ¿Cómo podría cambiar este modelo?

R.: Los clubes femeninos que tenemos una SAD detrás partimos con ventaja, porque hay un colchón presupuestario al que agarrarse. Pero, al final, los clubes son empresas y están invirtiendo sin retorno al fútbol femenino, con el objetivo de que a medio o corto plazo esa inversión se vea recompensada. Que tengamos detrás al Sevilla masculino nos ayuda a ir más tranquilamente, pero nosotros aspiramos a no depender del “Papá masculino”, poder sanear nuestros propios presupuestos y vivir de lo que somos capaces de generar.

 

 

P.: ¿Qué cree que debería hacer el fútbol femenino para atraer a más patrocinadores?

R.: La visibilidad es fundamental. El paso que debe dar la liga profesional es aparecer más en la televisión. Los patrocinadores quieren que sus marcas se vean. ¡Si no salimos en la televisión, nadie nos va a dar dinero! Ahora hay que llegar a acuerdos y hacer el producto atractivo. El fútbol femenino es un deporte que aún está despertando y la clave ahora es darle visibilidad.

 

P.:  Esta temporada Mediapro no renovó su acuerdo de transmisión del fútbol femenino. ¿Cuál sería un objetivo razonable de los club es cobrar por televisión para el año q viene?

R.: No me aventuro a dar una cantidad, porque tendrá que negociarse teniendo en cuenta muchos factores, pero la televisión va a hacer que mejoremos los proyectos y la liga crezca. Es una rueda en la que una cosa se agarra a otra, e ingresemos lo que ingresemos, ya supondrá un progreso respecto a esta temporada pasada.

 

P.: ¿Tendría sentido dar en abierto un espectáculo incipiente como el futbol femenino?

R.: No sabemos cómo se planteará la situación, pero cuanta más gente pueda vernos, mucho mejor para todos. Será una cuestión de oferta y demanda, como casi todo en esta vida. Esperamos que quien se dedique a gestionar, negociar y buscar acuerdos tenga en cuenta la repercusión de sus decisiones.

 

P.: ¿La incorporación de mujeres en los ámbitos de gestión puede aportar una visión diferente?

R.: Lo que tiene que haber es gente capacitada sin importancia del sexo. Quizás la óptica puede ser distinta, pero hay que quedarse con lo mejor de cada uno. La visión de una mujer en ámbitos clásicamente masculinos puede enriquecer el crecimiento de las entidades y ofrecer otra perspectiva de las cosas, pero no por el hecho de ser mujer, sino porque históricamente ha estado fuera de esas zonas de poder y ahora eso comienza a cambiar.

 

 

P.:  Se dice que hay muchos equipos que tienen sección femenina por reputación y presión social. ¿Es verdad?

R.: Yo puedo hablar desde mi perspectiva, y sé que el Sevilla cree en esto. Saben que el papel de la mujer es importante en el deporte y que va a generar muchos ingresos en el futuro. Por ello cada vez tenemos más mujeres en la entidad: abonadas, ejecutivas. Aunque el futbol femenino por contexto histórico no genera tantos ingresos, el Sevilla cree en nosotras.

 

P.:  Si tuviera un millón de euros para invertir, ¿lo invertiría en fútbol femenino?

R.: Igual me lo quedaba para mí… Fuera bromas, estamos en un momento en el que se puede sacar rédito económico del fútbol femenino. Quien tenga dinero y predisposición a invertirlo, tendrá retorno. El boom de España lo confirma.